Los titulares de Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), de la Secretaría de Salud (Ssa) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) signaron esta tarde un convenio de colaboración para el proceso de fabricación de la vacuna Patria, la que sería la primera contra Covid-19 de origen mexicano.

El evento se realizó de forma presencial en las instalaciones de Birmex. Ahí, el director de esta empresa paraestatal, Pedro Zenteno Santaella, recordó que legalmente fue registrada el 11 de marzo de 1999 y transcurridos los años el Estado, a través de sus instituciones, une esfuerzos para fabricar ésta y otras vacunas, además de consolidar acciones para la producción de sueros, biofármacos, y reactivos.

Esto, confió, permitirá a México recuperar la soberanía nacional en la producción de fármacos. Especificó que el convenio tiene vigencia indefinida, y abarcará 12 áreas: virología, biotecnología molecular; inmunología; biotecnología; desarrollo de fármacos y reactivos; bioquímica; genómica; proteómica; vacunología; epidemiología; ingeniería en biomédica y logística.

«(El convenio) tiene como objetivo fundamental consolidar la estructura local y nacional, sin omitir que es sumamente importante optimizar el uso de los recursos públicos, demostrando que la transparencia y honestidad permitirán articular y coordinar las capacidades de cada institución a fin de evitar depender de las empresas privadas, transnacionales, o cualquier agente externo a México, pues nuestro país estará preparado para atender cualquier contingencia o emergencia nacional en materia de salud», expuso.

En tanto, Elena Álvarez-Buylla, directora del Conacyt, refirió que esto ayudará a recuperar la soberanía nacional de salud y que el País se convierta en autosuficiente en la producción de insumos prioritarios como los biofármacos, las vacunas, los sueros y reactivos.

La pandemia por Covid-19, señaló, visibilizó el grado de abandono en el que se encontraban los sistemas públicos de salud acarreado de Administraciones anteriores y resaltó que habrá que echar mano del talento mexicano en la ciencia.

«Duele saber que México era autosuficiente en vacunas hasta 1999 y que dejó de serlo, todo esto es consecuencia de políticas de privatización () México necesita del talento, experiencia y trabajo de científicas y científicos, de sus estudiantes y becarios de las redes de conocimiento que terminan al interior de sus más grandes y sólidas universidades públicas () ampliamente reconocidas internacionalmente y también muchas de las universidades estatales, también necesita de sus centros de investigación como el Cinvestav y los 26 centros públicos de investigación del Conacyt», expresó la titular del Conacyt.

El Secretario de Salud federal, Jorge Alcocer, mencionó la importancia de la articulación entre diversas áreas del conocimiento, y la colaboración entre distintos grupos de la sociedad, entre estos el sector privado en el marco de apoyo a esta empresa paraestatal.

«Coordinar, dirigir, evaluar, controlar las acciones para la investigación, la elaboración, la compra, la importación, la fabricación, el mezclado, el acondicionamiento, el envasado, el transporte, la distribución de productos biológicos y de reactivos para la prevención, curación y diagnóstico de enfermedades; en esencia esto es lo que vamos a transformar.

«Vamos a consolidar y desde luego con la participación de todos los trabajadores, de todos los implicados, también todos los que en el sector privado se suman a este momento de sinergia, pues adelante. En pocas palabras, planteo que se retroalimentarán la acciones primarias de cada una de estas instituciones y no solamente la firma de un convenio», expuso Alcocer.

Al evento también acudió Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, y de forma virtual participaron Zoé Robledo, director del IMSS; el Rector de la UNAM, Enrique Graue; Arturo Reyes Sandoval, director del IPN; Eduardo Peñalosa, Rector de la UAM; José Mustre de León, director del Cinvestav; y Francisco Jiménez Ponce, subdirector de Atención Hospitalaria del ISSSTE.

Iris Velázquez
Agencia Reforma


Nuestros lectores comentan