STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

Como parte del Primer Foro Internacional “Nuevas Subjetividades ante la crisis y los desafíos”, que organiza la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) a través del Cuerpo Académico UAZ-CA-150 “Cultura, currículum y procesos institucionales” de la unidad de Docencia Superior, la docente investigadora de la  Unidad Académica de Derecho (UAD), Jenny González Arenas, presentó la conferencia magistral “Subjetividad vs Individualidad. El reto de los derechos humanos”.

Para comenzar, la especialista destacó que este tema se centra en analizar cómo es que el concepto de subjetividad e individualidad se contraponen a tal grado que pareciera que la coexistencia de ambos es indisoluble, es decir, “cuando se analiza a mayor profundidad podremos apreciar que no es así y que, por el contrario, ambos conceptos representan un reto, difícil de cumplir para los derechos humanos”, dijo.

La investigadora abordó la conceptualización  de subjetividad, individualidad y el de derechos humanos, como construcciones teóricas derivadas de la influencia social, cultural, filosófica y jurídica de quienes han analizado y discutido dichos temas como Harlene Goolishian, Harold Anderson, Félix Guattari, Manuel Sabucedo, entre otros intelectuales.

Después de establecer el concepto, González Arenas señaló que existen elementos claves para ir construyendo, en el contexto personal, parte de un devenir social e históricamente dado, como lo serian: ser el núcleo fundamental inherente a la persona, la construcción simbólica y el elemento político, dentro del proceso de socialización.

Hasta este punto, la docente de Derecho, estableció que el concepto que mejor organiza los elementos antes referidos es el presentado por Boaventura de Sousa-Santos, quien explica que “la subjetividad política se constituye en el espacio por excelencia para la producción de sentido, para este caso sentido político, sobre el cual los sujetos construyen realidades posibles o transformar existentes”.

En tanto, agregó la especialista, “hablar de individualidad nos lleva a un terreno distinto, que también puede ser explicado desde diferentes perspectivas. No obstante, en esta construcción el concepto de individualidad contrasta con el de subjetividad, en el sentido de contener elementos que pudieran, en determinadas circunstancias parecer diferentes, aunque en el fondo puedan no serlo tanto, mientras que la subjetividad pretenden encontrar el sentido de pertenencia del ser humano a un grupo determinado, con características aportadas a partir de la experiencia y el contexto pisco – socio- emocional, en la individualidad, el ser humano busca diferenciarse del resto, no aislarse pero si encontrar el punto en el que su existencia tiene sentido, independientemente de la existencia de los demás de su misma especie”.

Así mismo, González Arenas partiendo del concepto de derechos humanos -el cual funciona como vínculo entre la subjetividad y la individualidad- y desde la definición de varios autores como Antonio Truyol y Serra, Peces – Barba, Eusebio Fernández y Alejandro Llano, manifestó que la definición de derechos humanos siempre ha implicado una carga filosófica que dará fundamentación conceptual misma que puede inclinarse al positivismo, al naturalismo o a cualquier otra escuela filosófica con la que mayor afinidad que sienta cada persona”.

Previo a que la ponente expusiera una postura sobre si la subjetividad y la individualidad están en planos distintos contrapuestos, realizó una breve revisión del devenir histórico de los derechos humanos, entendiendo que “dicha evolución se vio influenciada por la construcción de individualidades y subjetividades”, subrayó.

Bajo esa tesitura, la profesora universitaria aseveró que para asumir una postura sobre si la subjetividad y la individualidad están en planos distintos contrapuestos, los derechos humanos tendrían que modificar su esencia a fin de lograr la eficacia de ambos conceptos. Ante ello, presentó toda una serie de razones sustentadas en conceptos, preceptos filosóficos, derechos de segunda y tercera generación, derechos económicos sociales y culturales, derechos económicos, sociales y culturales, que refieren que la individualidad y la subjetividad jugarán un papel muy importante en la reivindicación de los derechos difusos, los derechos de la humanidad”.

“Los derechos humanos tienen diversas características y principios rectores que permiten que este tipo de derechos se hagan reivindicatorios frente al Estado, pero es, precisamente en esas características y principios en los que se debe que muchos de los problemas en la violación de estos derechos rebasan el plano jurídico y trascienden a planos sociológicos, psicológicos, económicos y políticos, por lo que su interpretación integral resulta fundamental”, subrayó González Arenas.

Es en ese sentido, la docente de la Universidad Autónoma de Zacatecas precisó que “la realidad social a la que nos enfrentamos a partir de la pandemia, nos lleva a un nuevo entender de ciertos derechos que, independientemente de su enfoque individual, colectivo o difuso, han modificado su núcleo esencial y están en proceso de adaptación a la nueva subjetividad”.

En atención a ello, González Arenas hizo un llamado a una reflexión que tiene que rebasar el plano jurídico y alcanzar dimensiones socio – políticas, puesto que todas estas experiencias van construyendo una subjetividad que matizará la lectura que a partir de ahora se haga de los derechos”.

Ahora, enfatizó, ya no podemos entender el derecho a la educación en la misma dimensión en la que lo concebíamosantes de la pandemia, si antes bastaba con que los alumnos pudieran acudir a la escuela y no se les negara el acceso a las clases o al centro educativo, la pandemia nos lleva a entender este derecho en otra dimensión, con mayor discriminación, con problemas distintos, con necesidades diferentes”.

La especialista en derechos humanos al cerrar su ponencia cuestionó: hasta qué punto son construcciones dadas, previamente diseñadas para modificar la subjetividad existente e implantar nuevos modelos de control y dominación Estatal frente a una población que ha ido aprendiendo de tragedias previas como desapariciones forzadas, delincuencia, violencia de género, violencia infantil, discriminación”.


Los comentarios están cerrados.