Alberto Aguilar
Alberto Aguilar

Confunden reglas de outsourcing, en consulta en STPS y especializados un lío

 

Una de variables más reveladoras del mal momento que atraviesa la economía, es la inversión de capa caída desde 2019. Difícil proyectar una sólida recuperación si no se cuenta con dicho ingrediente.

Diversas políticas públicas del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador han mermado la confianza. En febrero con una baja de la inversión del 10.2% se sumaron 25 meses en ese tenor.

Otro cambio controvertido que afectará a muchas empresas es el del outsourcing. Ciertamente se arrastraban gravísimos excesos, pero claro que se lastimará la productividad.

Tras de que en abril se firmó un acuerdo entre gobierno, sindicatos e IP, en este caso con el CCE de Carlos Salazar, faltaba conocer las reglas específicas para ajustar la subcontratación.

La semana pasada la STPS de Luisa María Alcalde inició la consulta de las mismas. Hay más de un aspecto que no está claro. Si bien en el artículo 12 de la Ley Federal del Trabajo se prohibió la figura, en el subsecuente, se abrió la posibilidad de echar mano para servicios especializados que no tengan que ver con el objeto social, ni la actividad preponderante de la compañía.

Si el artículo es ambiguo, las reglas no son mejores y existe el riesgo de que se consideren fuera de la subcontratación incluso operaciones de compra-venta de insumos.

De ser así cantidad de proveedores necesitarán una autorización de la STPS con engorrosos trámites. Además habrá que rendir cantidad de reportes al SAT de Raquel Buenrostro lo que elevará la fiscalización.

Dada la ambigüedad, hay rubros que podrían verse muy afectados como automotriz, que opera con miles de proveedores de autopartes, aeroespacial, minería, siderurgia, call centers.

Obvio desde la semana pasada hay inquietud y los canales con el gobierno son estrechos. Quizá en las próximas horas deberán apoyar los organismos privados, pero por lo pronto lo del outsourcing aún da de qué hablar en perjuicio de la certidumbre.

 

IFT exige un fideicomiso

a Fox Sport México

Tras de que el IFT de Adolfo Cuevas negó un nuevo aplazamiento para la desinversión de Fox Sports México, las posibilidades de la liquidación de esta compañía a cargo de Ernesto López se acrecientan. De por sí su rentabilidad está castigada, con una nómina cara respecto al mercado. La autoridad recién exigió crear un fideicomiso que deberá estar listo la próxima semana. Para el deporte la desaparición de la opción es mala noticia.

 

Planta de Silao de GM

siguiente lío en EU

El lunes se presentó el primer caso laboral en el T-MEC. La acusada es la autopartera de Matamoros, Tridonex. El gobierno de Joe Biden deberá determinar si el expediente promovido por varios sindicatos procede. Vienen muchos otros por cuestionamientos a la libertad sindical. De entrada le adelanto uno contra General Motors de Francisco Garza. Se cuestiona la legitimidad del sindicato que lleva Tereso Medina en la planta de Silao. El quejoso es la United Automobile Workers (UAW), agrupación con añejas cartas credenciales.

 

Asofarma lanza

alerta y un alto riesgo

La farmacéutica mexicana Asofarma de Francisco Gutiérrez lanzará esta semana una campaña para sensibilizar a los pacientes. Con la pandemia la atención oportuna de otros padecimientos como cáncer o problemas colorrectales se ha pospuesto pese a su alta mortalidad. La propuesta la diseñó Jesús Arturo Vázquez director médico de la firma. Sólo en endoscopias de tubo digestivo hay una disminución del 85%. Alto riesgo.

 


Los comentarios están cerrados.