AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA / NTRZACATECAS.COM

La Embajada de México en Alemania pidió a la casa de subastas Gerhard Hirsch Nachfolger, en la ciudad de Munich, no llevar a cabo una subasta de arte precolombino con piezas de origen mexicano.

En una carta enviada a la propietaria de la casa subastadora, el Embajador de México en Alemania, Francisco Quiroga, manifestó su desacuerdo con la intención de vender piezas que, expuso, podrían ser producto de contrabando y de tráfico ilegal.

«Con este tipo de acciones de comercialización, el patrimonio histórico y cultural de México es sacado de contexto, anula el valor de la cosmología de las civilizaciones que las elaboraron, e impide la socialización del conocimiento histórico que aportan», señala Quiroga en la misiva.

La subasta en cuestión, la 366 de Gerhard Hirsch Nachfolger, ofrece a la venta 68 lotes con piezas presuntamente elaboradas por civilizaciones prehispánicas del actual territorio mexicano, además de objetos de Guatemala, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador y Perú.

No obstante, de acuerdo con la carta del Embajador, la mayor parte de ellas son de factura reciente, según un peritaje del INAH.

«Las redes de mercado negro aprovechan las ausencia de transparencia del origen de las piezas para añadir a la oferta otros artefactos de reciente manufactura, sin valor, y son un fraude para quien los adquiere», explica.

«Un peritaje realizado por expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia ha determinado que el 61 por ciento del total del precio de salida al mercado de la subasta que planea Gerhard Hirsch Nachfolger es de piezas de reciente manufactura», concluye.

En el texto, que Quiroga compartió en su cuenta de Twitter, también se puntualiza que, desde 1934, la legislación mexicana prohíbe la salida de bienes nacionales del País, y que la falta de certificado de exportación de las piezas señala que se trata de objetos robados y sustraídos ilegalmente.

De entre todas las piezas que se dicen provenientes de México en la subasta 366, la que se oferta en el mayor precio, por 100 mil euros (2 millones 349 mil pesos) es una máscara de jade, supuestamente de la cultura olmeca, que habría sido fabricada entre el 1500 y 1600 ac. y que pertenece a una colección alemana anterior a 1985.

La casa de subastas presume también piezas de la cultura maya, azteca, tlatilca y teotihuacana.

«El Gobierno de México se manifiesta críticamente contra este tipo de actos. Invitamos a Gerhard Hirsch Nachfolger a adoptar un enfoque conservador que evite problemas para la empresa y sus clientes, y proteja su reputación de tantos años», termina la carta del Embajador.

Foto Archivo


Los comentarios están cerrados.