SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM

Este miércoles, el diputado de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Ernesto González Romo, presentó ante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) la denuncia correspondiente por “la estafa legislativa”, que presuntamente involucra al menos a 25 diputados de la LXIII (63) Legislatura.

González Romo precisó que hizo entrega del expediente completo a la UIF, tanto en digital como en físico, para que dé inicio la investigación correspondiente.

Explicó que para presentar una denuncia por la vía penal es necesario esperar que la UIF concluya la investigación y turne los resultados a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que, en cado de encontrar irregularidades, será la encargada de proceder penalmente contra quien resulte responsable.

Advirtió que, en caso de confirmarse la existencia del mal uso de recursos públicos, “la UIF está facultada para congelar cuentas bancarias, dictar prisión preventiva, investigar los flujos financieros y hasta solicitar medidas precautorias”.

Insistió que será la SHCP la que tiene la facultad de judicializar el asunto, porque se trata de un requisito previo para poder llevarlo a cabo”.

En la denuncia, el diputado solicitó que se realice un análisis completo de las empresas contratadas, que se incluya un estudio y verificación de dichos negocios, “para que se pueda determinar que no tienen ni la capacidad técnica ni el personal ni los recursos materiales para realizar los trabajos que facturaron”.

Gonzáles Romo insistió que se trata de una simulación de operaciones, “ahora sólo sigue esperar que las autoridades hagan su trabajo y se sancione a los responsables”.

Explicó que no tiene sabe cuándo pueda concluir esta etapa de la investigación, debido al cambio que hubo en la titularidad de la UIF y es complicado establecer plazos.

Respecto de la postura legislativa, fijada el martes por el diputado Enrique Laviada Cirerol, de respetar los procesos legales, el legislador morenista indicó que “todo tiene un riesgo, cuando haces una denuncia de ese tamaño te expones no solamente al desprecio de la clase política, sino también a intentonas de amedrentar y de que traten de estigmatizar”.

Agregó que, como diputado, “es mi obligación y no voy a ser cómplice de este tipo de acciones. No tengo porque sudar fiebres ajenas”.


Los comentarios están cerrados.