EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM
EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM

Atravesar las puertas del primer Hello Kitty Café en México es como entrar al cremoso relleno de un cupcake kawaii: todo es rosa, lleno de flores color pastel, con elementos de esa gatita blanca por todas partes: su moño se dibuja en las paredes, se asoma en los panqués, pasteles, postres, bebidas, joyería, bolsas y en la ropa de los fans que la visitan.

Hello Kitty Café México es el primero en Latinoamérica. Se encuentra dentro de Plaza Carso, en la colonia Polanco de la Ciudad de México y abre sus puertas oficialmente a principios de enero de 2022, aunque el pasado 22 de diciembre cortaron el listón para dar un primer vistazo a tan esperado lugar.

Es un proyecto de Carolina Castellanos y Mauricio García, quienes ya tienen experiencia con la comida kawaii (un adjetivo japonés que puede traducirse como bonito o tierno), pues hace unos años fundaron Kochi Kochi Land, un popular lugar en el el Centro de la CDMX donde venden diversos postres de este tipo.

Entre los favoritos en Kochi Kochi Land está precisamente una crepa de Hello Kitty que forma parte de una colaboración que comenzaron hace dos años con la empresa Sanrio.

Ahora con este nuevo espacio, la locura por el personaje gatuno de Sanrio que se volvió un fenómeno mundial se extiende a todo el menú: bebidas, diversos postres, ensaladas y panadería salada, además de joyería y accesorios.

“Sabíamos el potencial y también todo el deseo que tienen todos los fans de Hello Kitty en México de un lugar como este, ya era tiempo de que existiera”, dice Mauricio García en entrevista.

Hello Kitty: un concepto único para México

La colaboración inicial con Sanrio funcionó tan bien que buscaron a los creadores de Kochi Kochi Land para hacer el primer Hello Kitty Café en Latinoamérica, el cual ya tenía diversos espacios en países como Estados Unidos; sin embargo, la versión mexicana es diferente.

“Más que adaptar, todo se hizo de cero, hicimos toda una guía de estilo pensando este café para México. No se parece a ningún otro concepto en el mundo”, explica en entrevista Carolina Castellanos.

Mauricio coincide: “un concepto nuevo que tuviera que ver con lo que nosotros pensamos que Hello Kitty puede ser y cómo se puede proyectar a postres, bebidas, mocktails (cocteles sin alcohol), a partir de eso creamos nuestra carta y el espacio basados en lo que soñábamos”.

De acuerdo con Mauricio, buscaron reflejar al personaje en algo sofisticado y contemporáneo. El lugar también es estratégico: “Queríamos un espacio emblemático, con esta vista al museo Soumaya, conectado a acuarios, teatros, museos de arte”.

Este distintivo es muy claro para las fans de este personaje japonés, como la coleccionista conocida como “Hello Kitty Sunny”, una de las primeras en conocer este café en México, quien en su cuenta de Instagram comparte los preciados objetos que ha reunido desde 2015.

Ella ya conocía los cafés de Hello Kitty en Estados Unidos y considera que el mexicano es más “sofisticado” en comparación con el de allá, de tema más “juvenil”; además, en este nuevo sitio observa un menú creativo y variado que no se limita a pasteles y galletas.

Postres kawaii

Mauricio expone que la comida kawaii tiene un amplio público en México: “los mexicanos, ya sabemos, somos de postres, además de eso, si le metes elementos kawaii, es una experiencia que todos estamos buscando y tratamos de cumplir con ese deseo que toda la gente tiene para llenar un pedacito de felicidad en sus vidas”.

El menú de este café tiene 15 opciones dulces, entre pasteles, panqués, mousse, donas, waffles y galletas, preparaciones con red velvet, matcha, chocolate en todas sus formas.

Mauricio detalla que cada uno de estas recetas fue trabajada durante mucho tiempo con un chef y equipo de cocina para que no solo fueran vistosos y bonitos, sino “referentes culinarios”, que su sabor fuera tan bueno como su presentación.

Encuentras, por ejemplo, Hello Kitty Cheesecake (pastel de queso crema y mascarpone con base de galleta y frutos rojos frescos con coulis de frambuesa), Hello Kitty Strawberry Cream Cake (bizcocho de vainilla embebido con almíbar neutro relleno de fresa, crema batida y flores de cerezo blanco).

O bien, Hello Kitty Cup Cake (panqué de vainilla con trozos de frambuesa, relleno con compota de frambuesa, crema de mantequilla con chocolate blanco).

Carolina Castellanos dice que su favorito es Hello Kitty Choco Surpirse (mousse de chocolate amargo y crema de avellana con base de bizcocho de chocolate, espolvoreado con cocoa). Se sirve en una copa con el moño dorado de la gatita hecho de chocolate.

Opciones saladas

Hay una barra de ensaladas con aderezos de yogurt y perejil, balsámico y fresa, ajo y queso parmesano, mostaza y miel, albahaca y perejil o César casero.

Además, sirven sándwiches, baguettes y paninis con ingredientes como salmón, queso de cabra, manchego, jamón serrano, jitomate deshidratado, puré de aguacate y demás.

Para Mauricio, su favorito es el menú salado, en especial Hello Kitty Maguro Toast (atún ahumado con puré de aguacate, lajas de pepino, nuez, brotes de perejil, aceite de ajonjolí tostado, zumo de limo y cebolla morada en pan de hogaza).

Bebidas y emblemáticos mocktails

En su carta encuentras diversos cafés, frappés, opciones para tomar el té, bebidas frescas (limonadas, sodas italianas, jugos, refrescos, té frío); sin embargo, entre lo distintivo se encuentran los mocktails.

Los mocktails se elaboran con el mismo cuidado y detalles que un coctel, pero sin alcohol.

Hay, por ejemplo, Hello Kitty Tropical Kiwi Margarita (concentrado de fresa y kiwi natural con soda mineral), Hello Kitty Pinapple mojito (concentrado de pera y piña fresca con hierbabuena) o Hello Kitty Cherry on the rocks (Ginger ale con cereza de marasquino).

Estas bebidas son para toda la familia, dice Carolina, “desde los niños que pueden llegar a la barra a pedir un mocktail, les genera toda la ilusión, les hacen una bebida muy cuidada que pueden probar sin problema”.

‘Nunca podrás tener muchos amigos’

You can never have too many friends” (”Nunca podrás tener muchos amigos”), se lee en una de las paredes detrás de una barra. Esta frase emblemática de la gatita japonesa sintetiza a toda una comunidad que se ha formado en torno al personaje, desde que fue creado en la década de los 70.

Las primeras personas en entrar al café abrazan a la botarga de Hello Kitty, llevan su silueta en chamarras, diademas, blusas, bolsas y joyería, además, muchas de ellas ya se conocen, pues se han encontrado en otros eventos temáticos.

Comentan sobre el elegante concepto, los postres temáticos “muy kawaii”, lo mucho que habían esperado un lugar así en México, los souvenirs y la peculiar joyería.

“Estamos muy emocionados de que haya ya por fin un café de Hello Kitty en México”, dice Ximena, fan del personaje desde la década de los 80, quien colecciona ropa, tenis, accesorios, vasos, tazas, de todo.

“En esta mesa todas somos super fans“, dice en uno de los gabinetes una joven conocida como “Kittyplu Mayra”, “A mí me gusta desde que tengo cuatro años, ha sido parte de mi vida, cuando mis papás me querían dar un regalito, un cariñito, siempre íbamos a la tienda Sanrio, me regalaban un lápiz, una pluma, Kitty estaba en mi vida, me rodea, me hace sentir especial”.

A su lado, “Hello Kitty Pink MX“ comenta que este personaje era un gusto compartido con una de sus tías, quien falleció hace poco tiempo, “es algo que se volvió muy especial para mí porque es el recuerdo que tengo con ella”.

En tanto, “Ariigraam” dice que le recuerda a buenos momentos de su infancia: “Hello Kitty se me hace super femenina, tierna, linda, representa a la mujer desde la niñez hasta los mil años, me siento muy identificada”; y “Estrellita_brillantee” agrega: “Kitty es sinónimo de amor, no puedo pensar en algo feo si está Kitty”.

Para Carolina Castellanos ha sido una sorpresa del gran furor y expectativa que ha causado este lugar: “ya sabíamos que Hello Kitty es un concepto mundial, un ícono de la cultura japonesa y kawaii, pero hemos tenido un recibimiento asombroso, gente que nos escribe que está buscando vuelos de otras partes del mundo, también de México, para conocerlo porque son tan fans que no importa donde esté, ellos van”.

¿Cómo puedo asistir a Hello Kitty Café?

Hello Kitty Café abre oficialmente en las primeras semanas de enero de 2022, estará recibiendo a todas las personas que se suscribieron a su mailing list en su página web; a partir del 25 de diciembre comienza un nuevo sistema de reservaciones.

Después de este primer periodo de Early Access, recibirán a todo el público en general.

¿Dónde está? Se encuentra en Plaza Carso, frente a Cinépolis: Calle Lago Zúrich 245 Local B-02-A, Amp. Granada, Ciudad de México.

Fotos El Financiero


Los comentarios están cerrados.