AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

Posadas, ponche, comida, regalos… todo es risa y diversión en esta temporada hasta que te das cuenta que te pasaste en los gastos y será difícil pagar las deudas en el primer mes del año.

Para evitar que la cuesta de enero sea tu primera preocupación del 2022 te dejamos estos consejos.

1. Planea

Define el monto que puedes dedicar a tus lujos, regalos y demás gastos en esta temporada según tus finanzas actuales. Si estás endeudado, no uses más del 20 por ciento de tu aguinaldo para tus compras; en cambio, si no tienes deudas, puedes usar hasta el 30 por ciento.

Aunque las compras decembrinas se planean desde uno o dos meses antes, es común que algunos regalos se compren de última hora. Pese a la urgencia, debes evitar las llamadas «compras de pánico», pues pueden causar un desequilibrio económico.

«La sugerencia es organizar el dinero y los gastos inesperados, no planeados o no necesarios. Para ello hay que abandonar la idea de que entre más costoso sea el regalo más se demuestra afecto y planear por porcentajes o por importancia», considera Francisco Murillo, director comercial de Cumplo México.

2. Revisa cuánto debes

Para saber cuánto puedes comprar durante la temporada decembrina e incluso determinar puedes aceptarlo a meses sin intereses, es necesario que revises tu nivel de endeudamiento.

Para obtener este cálculo, checa tu presupuesto mensual, identifica y suma todas tus deudas; luego divídelo entre tus ingresos del mes, el número resultante es el porcentaje de endeudamiento que tienes. Lo ideal es que esté siempre por debajo del 30 por ciento, si es superior, lo recomendable es evitar más deudas.

Recuerda que la regla para comprar a meses consiste en que el bien o servicio dure más del plazo que te va a llevar pagarlo.

3. Usa el crédito a tu favor

No hay que satanizar las tarjetas de crédito, solo evita usarlas como dinero extra.

Define lo que vas a comprar y valora si soluciona una necesidad o mejora en algún sentido tu calidad de vida, de esta forma evitaras hacer compras impulsivas que después te arrepientas.

Compara mínimo en tres lugares diferentes los regalos que quieres comprar, el precio y condiciones de compra y las promociones o beneficios tienes si usas su tarjeta, por ejemplo un reembolso o bonificaciones.

4. Lo que llega… al cochinito

Una de las recomendaciones es hacer un presupuesto exclusivo de los ingresos extra que tienes durante fin de año, por ejemplo de tu aguinaldo, caja de ahorro o bonos y organizarlos para no sufrir en la cuesta de enero. De esos ingresos puedes destinar un 30 por ciento al ahorro.

Lo preferible es que mantengas este mecanismo de ahorro todo el año, si te cuesta trabajo recordarlo, algunas aplicaciones móviles de los bancos te permiten automatizarlo.


Los comentarios están cerrados.