REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que el próximo mes se concreta la compra de la refinería de Deer Park, en Houston.

El Mandatario federal señaló que el Gobierno cuenta con los recursos para la compra, en parte, por los ahorros generados por su Administración el año pasado.

«Sí, están las dos opciones, el liquidar la deuda, se tiene recursos para eso, se hizo una reserva para eso porque hubo un ahorro el año pasado y se apartó dinero para la compra de la refinería y el inicio de la coquizadora de Tula, hubo este ahorro y se decidió tener ese dinero disponible, pero Hacienda va valorar lo que más conviene por el precio del dinero, las tasas de interés, si esa deuda se contrajo a intereses bajos y nosotros tenemos que pagar a intereses más altos, yo creo que Hacienda optaría por pagar en los tiempos acordados, pero todo depende de los convenios, los acuerdos que de tenga, lo que puedo decir es que en enero se liquida, en enero se cierra la operación».

En conferencia desde Palacio Nacional, el tabasqueño comentó que tras la autorización, solamente falta pagar.

«Ya, en enero, no puedo decir más porque no vaya a salir ahora un panadero, no literalmente eh, bueno, pero ya se concretó está operación, lo que falta es pagarla y tenemos el dinero».

El martes pasado, el Gobierno de Estados Unidos dio luz verde a la venta de la refinería Deer Park a México, por 596 millones de dólares.

El Mandatario dijo que algunos medios en México y Estados Unidos esperaban que Estados Unidos negara permiso para la venta de la refinería a Pemex.

«Hubo algunas protestas, soterradas, no muy claras para que EU no nos otorgara el permiso, esa es la verdad, incluso en los últimos días leí que una tintorería presentó una denuncia, me acordé de aquello del pastelero de Tacubaya, sí (la guerra de los pasteles) que no le pagaron unos pasteles y eso lo usaron de pretexto los franceses para invadirnos. Una tintorería, pero desde luego había intereses allá y aquí, nada más hay que ver la prensa de allá y de aquí, de como se frotaban las manos para que no nos dieran la autorización».

Señaló que se eligió construir la refinería en Dos Bocas porque su Gobierno detectó que había un terreno que pertenecía a Pemex.

«Cuando a nosotros nos toca decidir sobre dónde hacer la refinería tomamos la decisión de hacerla en Dos Bocas, porque ya era la terminal de petróleo más importante del País, a Dos Bocas llegan todos los ductos tanto de tierra como del mar de Campeche y ahí de almacena el crudo de todas las especificaciones, ligero, pesado, ahí de hacen las mezclas, siempre digo que la política es suerte, Maquiavelo decía que es virtud y fortuna, que es suerte, de suerte encontramos ahí un terreno de Pemex que no sabíamos que existía».

«Empezamos a indagar y se encontró que el terreno era de Pemex, fue como cuando descubrimos que no habían privatizado las líneas férreas del tren del sureste, imagínense cómo me puse de contento, habían entregado todo menos las líneas del sureste, el sureste no les interesaba ni para robar, ahí lo dejaron, por eso estamos haciendo el Tren Maya, si no hubiera sido muy difícil conseguir el derecho de vía, por eso se hizo la refinería Dos Bocas».

Royal Dutch Shell acordó en mayo la venta de su participación mayoritaria en Deer Park (de 50.005 por ciento) a Pemex. La compra de la refinería parte de la estrategia del Gobierno de México para lograr la autosuficiencia en el consumo de los combustibles.

De acuerdo con datos Pemex, el valor de la transacción por los activos de Deer Park es de 596 millones de dólares, equivalentes al 50 por ciento de la deuda total de la refinería, que es la participación de Shell en la sociedad de ambas empresas que data de 1992.

Adicionalmente, Pemex liquidará la deuda existente por los 596 millones de dólares que corresponden al 50 por ciento de la participación de Pemex. Los recursos para la operación, ya «reservados» por Hacienda, provendrán del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin).


Los comentarios están cerrados.