FERNANDO QUIJAS / NTRZACATECAS.COM
FERNANDO QUIJAS / NTRZACATECAS.COM

Aunque el aumento de 22 por ciento al salario mínimo podría tomarse como un respiro para la economía de los mexicanos, expertos advierten que la inflación, que actualmente es de cerca de 8 por ciento, sigue, lo que pondría el riesgo la ventaja de 14 por ciento que se tiene sobre ésta.

“Lo más probable es que en los próximos meses ese aumento salarial sea absorbido por el proceso inflacionario”, advirtió José Luis Guardado Pérez, docente investigador de la Unidad Académica de Economía.

Por lo anterior, el académico explicó que “en la medida en que las presiones inflacionarias se mantengan bajo control y se reduzca el índice en precios, el aumento a salarios sigue siendo favorable”.

Ante esto, Guardado Pérez destacó que “la voluntad que se expresa tanto por parte del sector empresarial como por parte del gobierno es que los aumentos salariales se sostengan”.

“¿Qué debo yo de interpretar? Que si el proceso inflacionario se mantiene, tendrá que haber los correspondientes aumentos al salario”, explicó.

En su análisis, el investigador también resaltó las ventajas que el aumento de los salarios trae consigo para la potenciación del mercado interno, al fortalecer la demanda agregada de bienes y servicios, lo que favorece a los negocios, además de estimular las inversiones y la creación de empleos.

“Creo que, si se tiene intención en que efectivamente el mercado interno se fortalezca, no se debe permitir que el proceso inflacionario devore los aumentos salariales”, expuso.


Los comentarios están cerrados.