Por el caso Odebrecht, la Fiscalía General de la República pidió sentenciar a 21 años de prisión a Gilda Margarita Austin y Solís, madre de Emilio Lozoya, por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero.

En la acusación presentada el pasado lunes ante Artemio Zúñiga Mendoza, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, la FGR también solicitó imponerle el pago de hasta 4 mil 50 días multa, informaron fuentes judiciales.

De acuerdo a la información recabada, la Fiscalía requirió que Austin sea condenada a 10 años de prisión por asociación delictuosa, la pena máxima por su calidad de autora del delito, y a 11 años 3 meses por lavado, las tres cuartas partes de la penalidad máxima, por haberlo cometido en calidad de partícipe.

En el caso hipotético de que fuera hallada culpable, la madre del ex funcionario cumpliría la pena privativa de su libertad en su casa, es decir, bajo un confinamiento domiciliario, pues tiene 73 años de edad.

En su escrito, la FGR acusa a la señora Austin de haber aceptado en 2012 depósitos de su hijo por la cantidad de 185 mil dólares desde una cuenta relacionada con los sobornos que Lozoya habría recibido de Odebrecht.

La transferencia la ordenó Lozoya el 22 de noviembre de 2012 por la suma mencionada, que al tipo de cambio de la época eran 2 millones 401 mil 281.50 pesos, según un dictamen de la FGR.

Patrick Herman, director Ejecutivo del Banco UBS SA, confirmó a las autoridades que el pago salió de la cuenta de Tocho Holding Limited, bajo el concepto de «pago de impuestos y abogados» a favor la cuenta 012180001643178154 de BBVA, cuya beneficiaria es Austin y Solís.

La defensa de la procesada en el pasado dijo que estos recursos fueron para pagar los gastos de la escritura de la residencia del ex director de Pemex en Lomas de Bezares.

Cabe decir que, según documentos financieros, en noviembre de 2010 se transfirieron 5 millones de pesos desde la cuenta de Tochos en Suiza, administrada por TMF Services S.A., en favor de la cuenta de BBVA.

Los plazos contemplados para que la defensa de Austin responda la acusación y comparezca a una audiencia intermedia, son los mismos que para Lozoya, ya que la acusación de madre e hijo fue presentada simultáneamente por la FGR. Según fuentes judiciales, los datos de prueba también son los mismos en ambos casos.


Los comentarios están cerrados.