EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

Un volcán submarino protagonizaba una espectacular erupción el sábado cerca de Tonga, en el océano Pacífico, provocando grandes olas en la costa y obligando a la población a resguardarse en tierras altas.

Por el momento no se reportaron heridos y se desconoce el alcance de los daños materiales ya que las comunicaciones con la pequeña nación insular eran problemáticas. Videos publicados en redes sociales mostraban un gran oleaje en las zonas costeras que rodeaba casas y edificios.

El ejército de Nueva Zelanda dijo que estaba monitoreando la situación y que estaba en alerta, listo para actuar si así se requería.

Las imágenes satelitales mostraron una enorme erupción y un penacho de ceniza, vapor y gas, que fue captado desde el espacio, se elevaba como un hombre sobre las azules aguas del Pacífico.

Según los Servicios Meteorológicos de Tonga, todo el archipiélago estaba en alerta por un posible tsunami. Los datos del Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico mostraron que se detectaron olas de 80 centímetros de alto.

En las cercanas Fiyi y Samoa, las autoridades emitieron advertencias y pidieron a la población que no se acerque a la costa por las fuertes corrientes y las peligrosas olas.

La web Islands Business reportó que un convoy de efectivos de la policía y del ejército evacuaron al rey de Tonga, Tupou VI, de su palacio, próximo a la costa. El monarca fue uno de los muchos residentes que se fueron a tierras más altas.

La erupción del volcán Hunga Tonga-Hunga Ha’apai fue la última de una serie de erupciones espectaculares.

En Twitter, un usuario identificado como Dr. Faka’iloatonga Taumoefolau publicó un video en el que se veían las olas estrellándose en la orilla.

“Puedo escuchar literalmente la erupción del volcán, suena bastante violenta”, escribió. En otra publicación más tarde dijo: “Llueven ceniza y pequeñas piedras, la oscuridad cubre el cielo”.

Antes, el cibersitio de noticias Matangi Tonga reportó que los científicos habían observado explosiones masivas, truenos y relámpagos cerca del volcán luego del inicio de la erupción el viernes.

Las imágenes satelitales mostraron una nube de ceniza, vapor y gas de 5 kilómetros de ancho que se elevaba hasta unos 20 kms en el aire, agregó la web.

A más de 2.300 kmsde distancia, las autoridades de Nueva Zelanda alertaron de posibles marejadas ciclónicas por la erupción.

La Agencia Nacional de Gestión de Emergencias explicó que algunas partes de Nueva Zelanda podrían registrar “corrientes fuertes e inusuales y marejadas impredecibles en la costa luego de una gran erupción volcánica”.

Más tarde el sábado, el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico dijo que la amenaza a la Samoa Americana parecía haber pasado, aunque las pequeñas fluctuaciones en el mar podrían continuar.

El volcán está a unos 64 kms al norte de la capital, Nuku’alofa. A finales de 2014 y principios de 2015, una serie de erupciones en la zona crearon una pequeña nueva isla e interrumpieron el tránsito aéreo con el archipiélago durante varios días.


Los comentarios están cerrados.