FERNANDO QUIJAS/NTRZACATECAS.COM
FERNANDO QUIJAS/NTRZACATECAS.COM

Sus pésimas condiciones, la imprudencia de los conductores y la falta de vigilancia hacen de la Autopista Osiris una de las más peligrosas del estado, al ser un escenario constante de accidentes que provocan desde daños en los vehículos, hasta la muerte de quienes transitan.

“Son pésimas las condiciones de la carretera y su seguridad también […] está peligroso”, expresó sin dudarlo Raúl Amador, operador de transporte pesado que debe circular por la carretera por lo menos tres veces por semana.

Basta tomar la autopista Zacatecas-Aguascalientes para que los vehículos resientan las malas condiciones en la que está, ante el sinfín de baches y tramos irregulares que siguen durante toda la vialidad hasta la entrada de Cuauhtémoc, en un punto conocido como el Puente del Tecolote, uno de los puntos que más vidas cobra en esta carretera.

“Todas las broncas han sido en el puente”, comentó el encargado de una tienda ubicada justo debajo de este sitio, en el que aseguró que se forma un agujero en medio del lugar y en donde pasan “muchísimos accidentes”, que, incluso, dejan personas sin vida.

“Ahorita está parchado, pero va a llegar un momento en el que se va a madrear de nuevo”, advirtió el comerciante del municipio cuyo alcalde, Francisco Javier Arcos Ruiz, recientemente exigió la pronta atención a la autopista por parte de Caminos y Puentes Federales (Capufe), la dependencia directamente responsable de dicha vía, la que consideró como “una trampa mortal”.

La dramática comparación por parte del presidente municipal de Cuauhtémoc se puede justificar por lo peligroso que es transitar por la autopista, en la que no es difícil observar desde automovilistas circulando a exceso de velocidad hasta vehículos pesados rebasando en plena curva, arriesgando a quienes vienen de frente.

Todo esto ante la falta de la vigilancia por parte de las corporaciones federales, de las que en todo el recorrido que hizo NTR Medios de Comunicación para conocer el estado de la autopista, únicamente apareció una sola patrulla de la Guardia Nacional (GN).

“No. Ellos solo aparecen para tumbarnos la cuota”, dijo uno de los choferes de transporte pesado entrevistados durante el recorrido, quien prefirió omitir su nombre, así como tampoco ahondar más en su comentario.

Fotos: Ernesto Moreno.


Los comentarios están cerrados.