REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Ante anomalías detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en megaobras de la actual Administración -como el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya-, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en su Gobierno no hay ladrones.

En conferencia, el Mandatario federal afirmó que serán aclaradas todas las irregularidades detectadas en la Cuenta Pública 2020.

Los resultados, dijo, son preliminares, pero sus opositores, «los conservadores corruptos», aprovechan la información para atacar a su movimiento.

«Desde luego, lo usan nuestros adversarios, los conservadores corruptos porque piensan que es lo mismo, no, ya no opera, hablando en lenguaje de seguridad, y en la delincuencia de cuello blanco, porque aquí estamos hablando de la llamada delincuencia organizada, pero antes operaba el chupacabras, el Diablo, don X, etc, con impunidad, ahora ya no, no somos iguales».

«En este Gobierno no hay ladrones, para que quede claro».

Desde Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo señaló que su Gobierno responderá porque no son igual a los de antes.

«No, ya no opera, hablando en lenguaje de seguridad, y en la delincuencia de cuello blanco, porque aquí estamos hablando de la llamada delincuencia organizada, pero antes operaba el chupacabras, el diablo, don X, etc, con impunidad, ahora ya no, no somos iguales».

Este lunes, REFORMA publicó que en el caso del aeropuerto de Santa Lucía, la ASF halló adjudicación de contratos con costos mayores para la edificación de la Torre de Control, respecto de los mismos trabajos realizados en la terminal de pasajeros, además de pagos sin comprobación documental y contratos que incumplen requisitos solicitados por la Entidad Mexicana de Acreditación.

 

 

Claudia Guerrero
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.