STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

La senadora Geovanna Bañuelos solicitó a la Secretaría de Educación Pública diseñar y aplicar políticas públicas que permitan reducir la deserción escolar y lograr la reinserción de todos aquellos estudiantes que por diversas razones han abandonado la escuela a raíz de la pandemia por Covid-19.

Mediante un punto de acuerdo inscrito en la Gaceta del Senado de la República la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo informó que de acuerdo con datos de la propia SEP en lo que va del ciclo escolar 2021-2022, 270 mil estudiantes han abandonado sus estudios, de los cuales 97 mil cursan la primaria y 173 mil la secundaria.

A esa cifra se le suman los 2.3 millones de estudiantes que no se inscribieron en alguna escuela debido a la crisis sanitaria durante el presente ciclo, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Las niñas, niños y adolescentes son uno de los grupos que más han resentido los efectos de la pandemia por Covid-19, por una parte, tuvieron que mantenerse en casa, estudiar en línea y reducir su movilidad para prevenir contagios y muertes en aquellos sectores con mayores riesgos sanitarios, como las personas adultas mayores”, señaló la legisladora.

Geovanna Bañuelos resaltó que desde el 2020 el 2.2% de los estudiantes no concluyeron sus estudios del ciclo escolar por diferentes razones como: temor a contagio, pérdida de contacto con sus profesores, pérdida de ingreso en la vivienda, cierre definitivo de la escuela, falta de computadora o acceso a internet, de acuerdo con la Encuesta para la Medición del Impacto Covid-19 en la Educación elaborada por el INEGI.

“La problemática de la deserción trae, a su vez, nuevas problemáticas que escalan los niveles sociales, culturales y laborales. El rezago educativo pone en riesgo a una generación de estudiantes, que en un futuro verán mermados sus ingresos al no poder acceder a empleos mejor pagados”, advirtió.

De acuerdo con el Banco Mundial, esto hará que el estudiante promedio pierda el 8% de su ingreso anual futuro, lo que equivale a un mes de salario al año por el resto de su vida productiva.

Además, un estudio resalta que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que en los próximos 80 años el fenómeno de la deserción podría costarle a México un monto acumulado de hasta 136% del producto interno bruto (PIB) de 2019. Esto implicaría que nuestro país dejaría de producir hasta 1.7 por ciento del PIB cada año.

Aunado a todo lo anterior, la senadora Geovanna Bañuelos subraya la afectación a la salud mental que ha sufrido toda esta generación, compuesta por niñas y niños que en su vida han podido ir a la escuela y, en consecuencia, no saben socializar, y ha mermados en sus habilidades para alimentarse, psicomotrices y del lenguaje.

“Ante las circunstancias actuales donde la juventud mexicana está abandonando los centros educativos, es imperioso elaborar programas que combatan la deserción escolar, pero más aún contemplar planes que posibiliten aprender lo no aprendido durante el confinamiento”, aseveró.

Por ello, también pidió a la SEP que junto con la Secretaría de Salud implementen un plan especial para garantizar el desarrollo integral de las niñas, niños y adolescentes, así como proteger y restaurar la salud mental de aquellos que presenten síndrome de cabaña o cualquier otro factor que ponga en riesgo su salud.


Los comentarios están cerrados.