CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM

El desplazamiento a causa de la violencia en diferentes comunidades del estado, provocó que 6 mil hectáreas de árboles de durazno en Zacatecas no sean trabajadas por los productores, además del malbaratamiento de más de 10 mil cabezas de ganado.

Así lo informó el Parlamento Campesino de Zacatecas, que reprochó lo que consideran “falta de acciones por parte del Gobierno Estatal” para brindar seguridad a las familias de estas zonas.

Lo anterior, sin considerar el daño que estos desplazamientos causan a otros cultivos y las cabezas de ganado perdidas, al no tener la atención de los productores que salen de sus comunidades para escapar de la inseguridad que se padece en diversas zonas de la entidad.

En conferencia de prensa, también informaron las acciones que realizan para modificar artículos para la renovación de títulos de concesión de agua, que, aseguran, puede ser un parteaguas que beneficie no solo a los productores de Zacatecas, sino de todo el país.

Esto, tras una reunión sostenida el pasado 15 de febrero en Ciudad de México, con representantes de las comisiones Nacional del Agua (Conagua) y Federal de Electricidad (CFE), además de Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y legisladores federales originarios de Zacatecas, con el apoyo del diputado Miguel Torres.

En dicha reunión presentaron una propuesta para modificar los plazos para la renovación de concesiones para el uso de pozos de riego, de los que 2 mil 500 usuarios fueron afectados al vencerse su título, debido a la falta de atención para realizar el trámite correspondiente por parte de los organismos federales, a causa de las limitaciones de personal y horario por la pandemia de la COVID-19.

Según los integrantes del Parlamento Campesino, lo anterior representa una situación crítica en al menos 50 mil hectáreas de cultivo de riego en el territorio estatal, ya que los productores no podrán disponer del agua al no tener las concesiones para su uso, por lo que se estableció un acuerdo preliminar para que en tres meses se obtenga un decreto que permita a los afectados regularizar su situación.

“Pero lo más interesante, (es que) Zacatecas es punta de lanza a nivel nacional, que gracias a lo de Zacatecas se van a regularizar un millón de pozos en todo el país. Porque que hizo lanza fue el Parlamento […] Lo importante no es la gestión, porque la gestión es momentánea, sino que tenemos que plasmarlo en la ley para que ya no sigamos con estas tarugadas a futuro, que nos provocan problemas”, comentó Cuauhtémoc Espinoza Jaime, encargado del parlamento.

Por lo anterior, sus integrantes plantearon una iniciativa a los legisladores federales para una reforma al Artículo 24 de Aguas Nacionales, que elimine los plazos para la renovación de concesiones, al considerar esto como una necesidad primordial para el campo mexicano. 


Los comentarios están cerrados.