CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM

JEREZ DE GARCÍA SALINAS. En lo que va de la administración, solo se ha podido acceder a tres localidades desplazadas por la inseguridad, con la garantía de que los habitantes acudan seguros para supervisar sus viviendas y sacar pertenencias en caso de requerirlo; en dos ocasiones se visitó Palmas Altas, además de Sarabia y Ordóñez.

Las comunidades que por la inseguridad que premia en la zona serrana no han podido volver ante la amenaza del crimen organizado son 10: Villa Hermosa, Monte de los García, Guadalupe Victoria, Cieneguitas de Fernández, Plan de Carrillo, El Sauz de los García de Arriba, El Sauz de los García de Abajo, La Herradura, Parral de las Huertas y El Roble. “Son varias todavía”, expresó el secretario del ayuntamiento, Marco Vargas Duarte.

Recordó que este lunes se pretendía volver con la gente a Sarabia, pero ante el enfrentamiento registrado el sábado entre criminales y elementos de la Guardia Nacional (GN) y el Ejército, se tuvo que recalendarizar la salida, ya que, dijo, lo más importante para la autoridad es resguardar la integridad física de los ciudadanos “y así se hará hasta generar condiciones para que la gente recupere sus espacios”.

En entrevista para NTR Medios de Comunicación, Marco Vargas enfatizó que no se desea que este acompañamiento se vea “como una mudanza”, sino como parte de darle certidumbre a los habitantes que solicitaron el acompañamiento, pues desde hace ocho meses, o más, no podían volver a sus domicilios.

El operativo con el Ejército, la GN y la Policía Estatal Preventiva (PEP), afirmó, se organiza para generar certidumbre “y se les dio para traer sus cosas”, para ello, se les dio el tiempo necesario de supervisar sus casas y traer sus pertenencias hasta, en tanto, puedan regresar nuevamente a ocupar sus propiedades.

“Esto todavía no termina, hay que trabajar mucho esa parte”, expresó el funcionario, al afirmar que en atención a las instrucciones del presidente municipal Humberto Salazar Contreras, ya se avanza en un plan diseñado para generar las mejores condiciones para las familias ante la situación de inseguridad que viven quienes habitaban en las comunidades irrumpidas por los grupos delincuenciales.

“Lo más urgente es diseñar políticas públicas para dar garantías a los pobladores desplazados para que vuelvan a sus hogares”, para lo que, aseguró, ya hay una propuesta que es posible se presente ante los miembros del Cabildo en la próxima sesión, a quienes se planteará para su análisis y reforzamiento.

Asimismo, sin aclarar del todo si se asignó una partida presupuestal en el presupuesto de Egresos, Vargas dijo que “eso debe verificarse”, a fin de que se plantee un ajuste y constatar si hay partidas que permitan hacer frente a las peticiones de los desplazados: “lo más urgente es que tengan dónde habitar y que tengan alimento”.

En cuanto a la posible gestión de recursos ante el gobierno federal para las personas afectadas por la inseguridad, el secretario consideró que “deberemos ser mucho más integrales en esta parte” y, en todo caso, gestionar el recurso ante las instancias estatales y federales, y para ello sirvió visitar los domicilios, ya que la gente, antes de éstas no tenían la certeza de cómo encontrarían sus viviendas, por lo que es apenas ahora cuando comienzan a surgir las demandas concretas.

El acompañamiento, pues, les permitirá tener información de primera mano y, con ello, coordinar y promover las políticas públicas para dar un apoyo real y conciso, aunque afirmó que el primer paso fue darles la certidumbre para que regresaran a seguros sus lugares de origen.

En cuanto a Ermita de los Correa, una de las primeras localidades desplazadas, en la actualidad ya volvió 95 por ciento de sus pobladores, quienes ya reanudaron sus actividades y la escuela del lugar ya está en operación, pues con la presencia del Ejército Mexicano se da tranquilidad también a Ermita de los Murillo, Miguel Hidalgo y Briceño.

Respecto de la petición de los habitantes de Palmas Altas ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que les corten el servicio de energía eléctrica, dijo que no les han dado una respuesta.

En torno a las visitas que se hicieron a las tres comunidades, Marco Varas recordó que la primera salida se logró el 29 de septiembre a Sarabia, y tras esperar condiciones idóneas para volver, las siguientes fueron el 9 de febrero a Palmas Altas, el 14 de febrero se volvió a Ordóñez y la segunda vuelta a Palmas fue el 17 de febrero.


Los comentarios están cerrados.