AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

Ante los cuestionamientos a la versión oficial sobre la muerte de Pedro Carrizales, «El Mijis», la Fiscalía General de la República (FGR) debe investigar a marinos y a policías especiales de Tamaulipas y Coahuila, exigió ayer Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo.

El titular del organismo no gubernamental recordó que esas corporaciones han estado involucradas en detenciones arbitrarias, desapariciones y ejecuciones extrajudiciales, por lo que no se puede descartar un crimen cometido por policías.

Puntualizó, además, que en el lugar donde ocurrió el supuesto accidente de «El Mijis», en la carretera Piedras Negras-Nuevo Laredo, es un lugar muy vigilado por la Marina.

Ramos, cuya ONG ha exhibido abusos de policías, marinos y militares, dijo que no se puede confiar en la versión de que el ex diputado local morenista murió calcinado en un accidente carretero, porque la Fiscalía de Tamaulipas ha estado involucrada en fabricación de pruebas.

Recordó que, en sus últimas comunicaciones, «El Mijis» señaló que fue detenido por «Gafes» de Coahuila, en referencia a policías especiales de Coahuila –antes conocidos como «Gates»– y que ahora operan bajo el nombre de Grupo de Reacción.

«Los ‘Gafes’ en Coahuila», dijo Ramos, «cometen todo tipo de abusos y actos arbitrarios, y me parece que este señor diputado fallecido, conocido como ‘El Mijis’ pudo ser víctima de una ejecución extrajudicial.

«Por eso», añadió, «pedimos a la Fiscalía General de la República que haga una investigación imparcial, objetiva, profunda».

También recordó que los policías especiales de Tamaulipas, llamados Gopes, han estado involucrados en masacres de inocentes.

«No confió, ni deberían los familiares tampoco, en la Fiscalía General de Tamaulipas», afirmó.


Los comentarios están cerrados.