LANDY VALLE / NTRZACATECAS.COM
LANDY VALLE / NTRZACATECAS.COM

A pesar de ser considerado benéfico para la formación integral de las infancias, el programa de Escuelas de Tiempo Completo dejará de atender a 119 mil 102 niñas, niños y adolescentes, quienes además de tener la oportunidad de acceder a alimentos, también podían tener actividades recreativas, deportivas y culturales, aparte de que facilitaba los horarios a padres y madres trabajadores.

Ante la eliminación del Programa de Escuela de TiempoCompleto, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) ha condenado este cierre como un “retroceso” al derecho humano de la educación, la alimentación y la formación integral.

María de la Luz Domínguez Campos, presidenta de la CDHEZ, expuso que este programa fue considerado como “benéfico” para la formación integral de niñas y niños por instituciones como el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), así como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Por lo que su eliminación será una afectación directa a niñas y niños de todo el país; en Zacatecas se habla de una atención de 119 mil 102 alumnos bajo este programa en 915 escuelas, de las cuales 354 brindaban servicio de alimentación, con lo que se apoyaba a 44 mil 320 estudiantes.

“Observamos que es una afectación a niñas y niños porque a estos se les permitía estar más tiempo en la escuela, realizar sus actividades académicas, actividades culturales, de recreación y les permitía también el tema de la alimentación, pues muchos niños tienen padres de bajos ingresos y este servicio de la alimentación era muy benéfico, enfatizó.

Al regresar de una etapa de confinamiento por la pandemia de la COVID-19, Luz Domínguez enfatizó que este tema afectó a los menores a no desarrollar habilidades sociales con sus compañeros y maestros, por lo que este programa de escuelas de tiempo completo les habría permitido tener un mayor contacto y aprovechamiento escolar.

Golpe a la economía

Héctor Manuel Fernández Medina, secretario general de Telesecundarias del Estado de Zacatecas (SITTEZ), llamó a las autoridades a reconsiderar la eliminación del Programa de Escuelas de Tiempo Completo, pues esto será un golpe para las escuelas y la economía familiar.

En entrevista, expuso que este programa beneficiaba principalmente en los municipios más alejados con un alto rango de pobreza como Mazapil y Concepción del Oro, donde se brindaba alimento a los alumnos, lo cual también beneficiaba a la economía de las familias.

“Teníamos la esperanza de que siguiera este programa,porque aparte de que se les diera esta ayuda a los padres de familia para la alimentación de sus hijos, era donde los maestros aprovechábamos para aquellos alumnos que estuvieran en situación de rezago, ayudarlos a solventar esa situación y a mejorar su rendimiento escolar, pero hasta ahorita no hay otro programa alterno”, compartió.

La Secretaría de Educación de Zacatecas (SEZ) informó que para el nivel de telesecundaria en Zacatecas las escuelas que contaban con este programa eran 131 hasta el 2020; en el histórico, esta modalidad comenzó en 2014 con 105, sin embargo, este número fue aumentando cada año.

“Queríamos que se otorgara más presupuesto a este tipo de acciones que coadyuvan a la de educación de los alumnos y ayuda a la economía de las familias”, declaró Fernández Medina.

El líder sindical reconoció que también este programa beneficiaba a la planta docente al tener un estímulo por el trabajo extra de dos horas, por lo que la suspensión también afecta la economía de la comunidad escolar.

“El llamado es que se reconsidere, que vean los beneficios de este programa, ahora en las escuelas se va a quedar mucho material que ya no se va a utilizar: refrigeradores, utensilios, cocinas completas; ese material prácticamente se va a perder; en las escuelas se tienen los equipos necesarios para trabajar con eso y van a quedar en el olvido, por ello pedimos una reconsideración”, enfatizó.

Afecta alimentación

Julio César Martínez Barragán, director de la primaria Emiliano Zapata, argumentó que la eliminación del programa de Escuelas de Tiempo Completo afecta principalmente en la alimentación.

“La principal afectación tiene que ver con este aspecto de alimentación en los niños, el hecho de tener un nutriólogo en las escuelas desde luego nos permitía que nuestros alumnos tuvieran una nutrición sana y balanceada”.

Explicó que la Primaria Emiliano Zapata, ubicada en Guadalupe, beneficiaba con este programa al menos a 200 alumnos, sin embargo, a partir de 2020, se dejó de distribuir el recurso económico que daba cobertura a tres aspectos: el servicio de alimentación, fortalecimiento en infraestructura e incentivo económico al personal de la propia escuela.

En entrevista, detalló que eran al menos tres alimentos los que en coordinación con padres de familia ofrecían a los alumnos, bajo la supervisión de un nutriólogo, lo cual beneficiaba sobre todo a los alumnos que “por alguna razón llegaban con el estómago vacío”.

A pesar de que a nivel nacional se confirmó la desaparición de este programa, la SEZ no ha emitido información formal respecto al tema, lo cual ha generado incertidumbre y molestia entre los padres de familia.

A pesar de no haber una notificación formal por parte de las autoridades locales, Julio César Martínez explicó que en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se han dado a conocer modificaciones del programa, como en el acuerdo 260120 en el Programa La Escuela es Nuestra, que integraba características similares, sin embargo, en los cambios más recientes en el acuerdo 280222 solo incluye el tema de mejoramiento de infraestructura.

Llaman a mantenerlo

La presidenta de la CDHEZ advirtió que al tener un impacto negativo en el derecho a la educación y al desarrollo, los alumnos podrían dejar la escuela, por lo que mostró su preocupación, así como un exhorto para que se mantenganpolíticas públicas con el principio de interés de la niñez, además de que se respete el principio de progresividad en el ejercicio de los derechos humanos.

En este sentido, llamó a las autoridades estatales a mantener este programa de manera local, “es decir, si a nivel nacional, la cobertura, la jornada escolar y los servicios de alimentación para la población precarizada está eliminado, que en el estado se vea la posibilidad de que se aplique en Zacatecas este programa y que sea de carácter estatal con jornada escolar ampliada, porque ha sido muy benéfico para niñas, niños y adolescentes y ha favorecido su derecho a la educación, su desarrollo integral y su derechos a la salud, tres derechos fundamentales”.


Los comentarios están cerrados.