KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

Trabajadores del programa Fortalecimiento a la Atención Médica, perteneciente al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), denunciaron ante NTR Medios de Comunicación la falta de pago desde el inicio de su contrato en febrero del presente año.

Son un total de 61 los trabajadores afectados, quienes prestan su servicio en el sector salud, sin embargo, pertenecen a la Federación a través del Insabi desde 2022, ya que anteriormente era parte de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ).

En este programa se encuentran trabajadores que tienen más de 14 años de antigüedad, quienes brindan atención en comunidades de más alta marginación del estado; los servicios que se otorgan son atención médica general, enfermería y en seis unidades atención odontológica, y promoción de la salud.

“Acudimos a comunidades de alta marginación donde no hay servicios médicos, no directamente a las cabeceras municipales de estos municipios, por ejemplo, en Sain Alto se acude a comunidades diferentes diariamente, a Valparaíso, a Río grande, a comunidades de Pinos, Ojocaliente, Loreto, alas comunidades de aquí de la ciudad de Zacatecas”, explicaron.

En pocas palabras “nos toca acercar servicio médico a todos esos ranchitos alejados de los centros de salud y hospitales y atendemos de todo, personas con seguro social y a toda esa gente que antes era de seguro popular”, expresaron.

Refirieron que en este 2022 fueron traslados por la Federación, por lo que la SSZ y los encargados de Insabi en la entidad se limitan a decir que el recurso no ha llegado y hay que esperar.

Cabe destacar que desde el 15 de diciembre de 2021 fue el último pago que recibieron estos trabajadores, quedando pendiente la quincena final de ese año, mientras que para este 2022 el contrato se les otorgó a partir del 1 de febrero con una temporalidad de cuatro meses vigente, sin embargo, no se ha recibido el pago de ninguna quincena.

Ante este panorama, se les adeuda casi siete quincenas, por lo que los trabajadores han llegado a un grado de desesperación, ya que no se tiene ni para cubrir las necesidades básicas, como la alimentación.


Los comentarios están cerrados.