CLAUDIO MONTES DE OCA/NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Desde los 5 años Gael Alexander sabía que era diferente, no se identificaba con el género que le habían asignado al nacer, por lo que, al cumplir su mayoría de edad decidió dar el paso que cambió su vida por completo: iniciar un tratamiento de remplazo hormonal.

Gael es un joven zacatecano que gusta de los deportes como el boxeo y las artes marciales mixtas, anhela estudiar psicología y actualmente está aprendiendo el oficio de la barbería, participa activamente en colectivos en pro de los derechos humanos y tiene muchos proyectos de vida.

Para él no ha sido un camino sencillo, ya que, al haber poca información del tema, no sabía de qué manera identificarse, pues al principio creía que “era lesbiana”; sin embargo, fue a través de la comunicación y orientación que supo identificarse a sí mismo como hombre.

Antes de empezar su transición, Gael no vivía con la misma confianza, no se sentía tan seguro de sí mismo, ahora con una sonrisa en el rostro, enmarcada por una poblada barba, demuestra al mundo lo orgulloso que está de vivir la vida como siempre supo que debía hacerlo.

“Me parece una maravilla lo que estoy viviendo, el solo hecho de que me llamen Gael ya es como un logro. Emocionalmente tengo más seguridad, cuando estás en el closet es una de las situaciones más difíciles, ahora es una experiencia que vivo con mucho entusiasmo y alegría”, expresó a NTR Medios.

La infancia de una persona trans no es sencilla: “muchos me ponían apodos negativos, yo me quería mentalizar que mi forma de ser debía ser siguiendo la genética de la que habla la gente, lo que le llaman la normalidad de ser hombre o mujer”.

Durante la adolescencia él trató de convencerse de vivir como en el género que se le asignó al nacer, incluso intentó obligarse a que le gustaran los hombres.

“A los 18 años fui a terapia psicológica, hasta que estuve emocionalmente estable pude iniciar un tratamiento, busqué doctores sin consultárselo a mis padres. Cuando me dieron mi primera cita y mi primeria inyección (de hormonas masculinizantes) fue muy emocionante”, narró.

Con su voz grave, los padres de Gael asumieron que se trataba de una enfermedad de la garganta, fue hasta que pasaron algunos meses y el cambio en su voz era más notable, cuando decidió hablarles a sus padres: “no me siento bien en mi cuerpo”.

“Ellos pensaban que yo era lesbiana, cuando realmente no”, comentó orgulloso.

Tras dos años de tratamiento hormonal él percibe mucha mayor comprensión de parte de sus familiares; sin embargo, asegura que existe una preocupación de no saber si la sociedad lo vaya a aceptar “a varios amigos les han rechazado de trabajos”.

Gael practicó box durante seis años, sin embargo, lo tuvo que dejar: “la verdad me retiré porque era incómodo, no me gustaba pelear con mujeres, yo quería competir contra hombres como lo que yo vivía en ese momento. Ahora estoy practicando Artes Marciales Mixtas, participaré próximamente, pues no me han negado la posibilidad por ser trans”.

“Quiero demostrar, más que nada, que por el simple hecho de ser o no trans, puedes lograr lo que te gusta si lo quieres”, finalizó.

 

LA CNDH DICE:

El 31 de marzo de cada año se celebra el Día Internacional de la Visibilidad Trans, que nace con el propósito de remarcar el valor de vida de manera abierta, sin ningún tipo de prejuicio; además, sin dejar de reconocer la fuerte lucha que han enfrentado personas trans que han sido pioneros.

Trans es una persona cuya identidad de género no coincide con la asignada al momento de nacer y que hace una transición. 

En México, dentro de la Constitución Política de la Ciudad de México, en el inciso H de su artículo 11, se reconoce a las personas del colectivo LGBTTTI como grupo de atención prioritaria y establece la obligación de adoptar las medidas necesarias para promover, respetar, proteger y garantizar sus derechos, así como eliminar progresivamente las barreras que impiden que puedan alcanzar su inclusión efectiva en la sociedad. 

Aunado a ello, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) el 31 de marzo del 2020 exhortó a los tres niveles de gobierno a impulsar políticas públicas de prevención de la violencia contra las personas travesti, transgénero y transexuales.

Es por ello que es necesario que los gobiernos de los países garanticen el acceso efectivo y universal al reconocimiento y visibilidad de la identidad sexo-genérica de las personas trans.

En Zacatecas se presentó la iniciativa de punto de acuerdo por la cual se reforman disposiciones de la Constitución Política del Estado de Zacatecas y el Código Civil y Familiar del estado en el año 2020, con el fin de reconocer jurídicamente la figura de identidad de género; sin embargo, no prosperó.


Los comentarios están cerrados.