NATALIA PESCADOR/NTRZACATECAS,COM
NATALIA PESCADOR/NTRZACATECAS,COM

MADRID. Joselito Adame firmó una convincente actuación a su paso por Las Ventas de Madrid este martes, dentro del décimo festejo de la Feria de San Isidro. Poder y verdad fueron las herramientas con las que Adame regresó al coso de Alcalá. Esta tarde tampoco llegaron los trofeos, pero sí una vuelta al ruedo que, aunque fue pitada por un sector del público, tuvo un sabor importante, por lo que Joselito Adame plasmó faena importante a su primero, un toro con emotividad y transmisión del hierro de El Chamaco, al que toreó con cadencia, mando y ritmo por pitón derecho en una faena variada, de buen corte y con trasmisión al tendido; una pena el pinchazo que dejó escapar la oreja. Con su segundo al comienzo de su labor fue arrollado, cayendo de fea manera y reponiéndose para de nueva cuenta firmar con el valor de su toreo una actuación tesonera, muy por encima de lo que dio su toro y no dejándose nada en el tintero.

Quien hoy también ha dejado un buen sabor de boca ante la afición madrileña ha sido Ángel Téllez, con qué temple cuajó los naturales a su primero, sereno y con empaque, así sin más, lo mismo con su segundo, donde sin duda ratificó su paso y en una actuación, donde el toreo derechista ha tenido sus tintas de verdad, gustó a la exigente afición madrileña. Quien pechó con el lote más complicado fue el sevillano Pepe Moral, su primero, un manso perdido y su segundo, aunque puso todo incluso en ese comienzo de rodillas, pues nada pudo hacerse. Toca dar vuelta a la página y pensar en lo que viene, así es el toreo.

Decir que también en el toreo nada está escrito, y aun cuando la suerte está echada, todo puede pasar y entonces salió el primero de la tarde, “Talador”, de 580 kilos, para minutos más tarde por su condición y blandear fue devuelto a los corrales, misma suerte corrió el segundo, y pues sí, por difícil que pueda parecer, saltó “Afanoso”, primero tris, de la ganadería Chamaco, que no era la titular de Araúz de Robles. Este ejemplar tuvo movilidad de inicio y permitió los primeros pases de lucimiento de Joselito Adame. Segunda serie temple ante las claras embestidas del astado, que además tuvo transmisión. La tercera serie por pitón izquierdo, donde el toro tuvo menos punteando más, apostando José por regresar a pitón derecho. Importante ha sido la faena de Joselito que conquistó hoy Madrid y cuando estaba tan cerca de tocar pelo, pues la espada no lo permitió y ha saludado en el tercio.

El segundo de la tarde, “Chicloso”, éste sí del hierro titular de Araúz de Robles, con 550 kilos, de inicio se rajó, sin más; Pepe Moral lo buscó, apostó, atacó en las embestidas y pudo robarle una serie por pitón derecho, pero en cuanto el toro podía, huía sin miramientos. Darle muerte prácticamente estaba resultando imposible porque estaba muy tapado, así que sonaron dos avisos. El sevillano Pepe Moral se retiró en silencio.

El tercero del festejo correspondió al toledano Ángel Téllez, que supo dar la correcta lidia al toro en las cercanías, para pulsar con un temple exquisito los naturales, que bien lo ha toreado, suave con clase, el trazo profundo y aquilatando la mano zurda. Cinco naturales han sido para no olvidarse y dignos de pintarse en un cuadro, nos cautivó y emocionó con la pureza de su toreo. El final ha sido también de película, muletazos enfibrados, el colofón de una faena importante que no coronó con la espada y ha dado una vuelta al ruedo, un premio importante, pues tuvo el peso que la afición se lo solicitara.

Ha sido el cuarto del festejo, “Carantoña”, 540 kilos, el segundo del lote de Joselito Adame, que dio pases por alto en una faena que comenzó pegado a tablas y fue ahí donde el toro lo empitonó para arrollarlo de sobremanera. Cayó prácticamente sobre el cuello, se ha sentado en el estribo y ha esperado un poco para tomar los trastos y continuar con su labor. Joselito ha tenido hoy muchas virtudes y una de ellas fue la fuerza, esa que lo llevó a que, pese al visible dolor, continuara una faena donde cuajó derechazos de gran calado. Por el izquierdo el toro no tuvo nada y decidió seguir por derecho, con verdad absoluta, incluso en las manoletinas tan ajustadas finales. Mal con la espada para dar una vuelta al ruedo.

El quinto, “Chirivito”, 515 kilos, al que comenzó a torear Pepe Moral de rodillas, era clara su apuesta, y tenía que comenzar así, con todo, llegar a Madrid, no podía ser de otra forma pero ante el manso que, además derrotaba al final, no se tuvieron mayores opciones.

El sexto de la tarde fue un toro que manseó, por el derecho suelto y sin fijeza y por el izquierdo, el toro tuvo más duración pero le faltó ese fondo que sí puso el toledano Ángel Téllez, que una vez más demostró su clase y su empaque y, aunque rubricó de una gran estocada, saludó en el tercio.

 

Parte médico Joselito Adame

“Contusión cervicodorsal con erosiones múltiples en cuero cabelludo. Pendiente de estudio radiológico. Pasa al Hospital Fraternidad Muprespa-Habana. Pronóstico reservado”.


Los comentarios están cerrados.