AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

Amber Heard escucha el veredicto del jurado de la Corte de Virginia, que resuelve que tendrá que pagar 15 millones, de los 50 que pedía Johnny Depp, su ex esposo, por difamarlo en un artículo de opinión publicado en un medio estadounidense, en 2018.

El jurado también decide que Heard recibirá 2 millones de dólares, porque también fue difamada.

El 1 de junio fue el día en que terminó el juicio más mediático de este siglo, de acuerdo con la prensa norteamericana y, con ello, llegan a la mesa una serie de cuestionamientos hacia la supervivencia del #MeToo, aquel movimiento feminista que acabó con el reinado de Harvey Weinstein en Hollywood y cimbró distintas ciudades y países.

Las feministas tendrían que preguntarse: ¿realmente este fallo de la corte tendrá repercusiones negativas para las víctimas de violencia doméstica y sexual?

A continuación, representantes de asociaciones e instituciones en favor de las mujeres presentan su análisis sobre este evento.

YADIRA DEL MAR
MIEMBRO DEL COLECTIVO WOMENŽS DECLARATION INTERNATIONAL
«Para que no les crean, siempre se coloca a las mujeres como histéricas y locas, y minimizar los abusos y acoso sexual».

La socióloga Yadira del Mar criticó el discurso capacitista que afectó a Amber Heard al señalarla como una mujer con trastorno histriónico de la personalidad y límite de la personalidad.

«La hacían ver como si estuviera exagerando en la Corte», dice. «(Estas representaciones) nos repiten que nosotras no tenemos la razón, que eso no pasó y que nos lo estábamos imaginando».

La feminista menciona que los señalamientos contra Heard para desprestigiarla se basaron en llamarla «interesada» y «dramática».

Recordó el libro Cautiverios de mujeres, de Marcela Lagarde, en el que se abordan las dicotomías que enfrentan las mujeres día a día en el sistema patriarcal.

«Si no eres la buena, pues eres la muy mala», indica. «Es la idea de que somos mujeres perversas».

Del Mar agrega que el juicio arreciará las críticas contra el movimiento feminista y el #MeToo, aunque descarta que haya provocado un daño irreparable en ellos.

«Me parece sumamente dramático que haya hombres que crean que una sola mujer tenga la fuerza para tirar el movimiento que ha sido construido a nivel mundial y que habla de la violencia contra las mujeres», explica.

NÍNIVE VARGAS DE LA PEÑA
PRESIDENTA DE ACOSO EN LA U
Para Nínive Vargas de la Peña, el juicio mediático contra Amber Heard reveló la obsesión por encontrar a la mujer que miente, sin tomar en cuenta que hay muchas mujeres que dicen la verdad y no son escuchadas.

«Heard no cumple con el molde de víctima perfecta y vemos la molestia de la sociedad, porque ella no está cumpliendo con ese rol, así que la señalan como la única agresora», dice la activista.

La egresada de Letras mencionó que, aunque haya existido violencia por ambas partes, en la pareja hubo y todavía existe una relación inequitativa de poder.

«No creo que el miedo que pudo haber sufrido Depp sea el mismo que vivió Heard, sobre todo en la parte anatómica», reconoce.

«Tan sólo con la mediatización del caso, sabemos que su futuro como actriz será impactado mucho más que la carrera de él».

Aunque considera que el matrimonio de los intérpretes fue tóxico, la investigadora de arte alaba la valentía que tuvo la estadounidense para alzar la voz y enfrentarse al escarnio público.

SANDRA H. CARDONA ALANÍS
PRESIDENTA DE VOCES DE MUJERES EN ACCIÓN
«Las pruebas nunca son suficientes cuando se trata de nosotras», lamenta Sandra H. Cardona al terminar de enumerar las evidencias que los abogados de Amber Heard presentaron para comprobar la violencia que ejerció su ex esposo sobre ella.

La activista culpó al patriarcado por el fallo del jurado, pues siempre se le da más peso a la voz del hombre que a la de la mujer.

«Le dieron valor a una persona que fue agresiva y violenta», comenta. «En lugar de a una activista, que ha trabajado por los derechos de los niños y las niñas, y de las mujeres».

Indicó que, por este tipo de casos tan mediáticos, las mujeres tienen miedo de denunciar el maltrato.

«No están creyendo en nuestra palabra. Cuando acompaño a una chica a denunciar un asunto de violencia sexual o digital, siempre nos dicen: ‘¿Y tienen algún testigo?'», afirma.

Sandra recalca que a pesar del resultado desfavorable que obtuvo Heard, ella sí le cree.

LAURA PAULA LÓPEZ SÁNCHEZ
PRESIDENTA DEL INSTITUTO ESTATAL DE LAS MUJERES
Lo que sucedió en el juicio del 1 de junio muestra la realidad de una sociedad misógina que juzga a la mujer y defiende al hombre por la percepción que tenemos de ellos como personas, afirma Laura Paula López Sánchez, presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres.

«Hay que recordar que vivimos en una cultura machista y patriarcal. Las campañas de desprestigio se inclinaron a un solo lado, haciendo ver a Depp como víctima cuando él también fue agresor», explica.

López Sánchez urgió a analizar el caso desde la revictimización, pues la opinión pública realizó una campaña de desprestigio contra Heard.

Añadió que sí se agregaron pruebas que el actor violentó a su ex esposa, pero su fama influyó en las personas.


Los comentarios están cerrados.