ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM

El subdelegado de Río Florido, Christian Méndez, expuso que la desaparición de niños jornaleros es una problemática frecuente en la comunidad, el año pasado hubo seis casos de pequeños desaparecidos, uno fue encontrado muerto.

Este domingo, una menor de dos años desapareció en la comunidad, por lo que las autoridades locales comenzaron la búsqueda que concluyeron con el encuentro de la pequeña sana y salva.

El subdelegado lamentó la frecuencia con la que ocurren este tipo de hechos en la comunidad cuando llegan los trabajadores agrícolas, quienes, la mayoría de las veces dejan que pasen varias horas antes de notificar a las autoridades las desapariciones y, pese a los esfuerzos de la delegación, no han podido aminorar este tipo de situaciones.

Ya que esto es frecuente, el subdelegado informó que han pedido a los arrendatarios que ayuden a responsabilizarse de sus inquilinos.

“Algunos otros años nos había tocado la mala experiencia que los mismos jornaleros se van al campo a laborar y dejaban a los menores encerrados en los cuartos donde rentan, entonces, nosotros hemos tratado, este año, comprometer más a quien renta para que intenten tener vigilados los lugares”, explicó.

Detalló que tan solo durante el año pasado fueron seis pequeños los que se extraviaron, de estos fueron situaciones en las que algún familiar se los llevaba sin avisar o que algún niño tomaba un autobús equivocado; sin embargo, hubo otro caso en el que un pequeño perdió la vida.

Según relató, el pequeño se separó de la cuadrilla de trabajadores y se fue a descansar al río, en este lugar estaba jugando en un banco de arena, mismo que se desgajó y le cayó al menor, “desafortunadamente los familiares no lo echaron de menos ese día, hasta otro día nos avisó el dueño del campo agrícola”.

En este año solo han tenido el caso de la pequeña de 2 años; sin embargo, la situación es complicada, ya que los jornaleros no actúan con la misma rapidez que la gente de la comunidad, esta demora en las denuncias complica las búsquedas.

Por esta razón, durante este año, buscan involucrar a la comunidad y sobre todo a los arrendatarios para que no permitan que dejen a los menores encerrados y sin nadie que los cuide, ya que los jornaleros no toman precauciones y es un peligro para los menores


Los comentarios están cerrados.