FERNANDO QUIJAS / NTRZACATECAS.COM
FERNANDO QUIJAS / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. A pesar de que la federación negara la declaratoria de emergencia tras los daños ocasionados por la fuerte granizada y las tormentas que azotaron a Río Grande el pasado 26 de abril, autoridades estatales aseguran que el gobierno federal no le dio la espalda al municipio zacatecano.

Jeú Márquez Cerezo, coordinador estatal de Protección Civil en Zacatecas, justificó que lo anterior se debe a que el gobierno del estado nunca se vio rebasado en la atención a los damnificados, por lo que no se cumplían con los requisitos para declarar la emergencia en Río Grande para su acceso al Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Sin embargo, aseguró que también se presentó una declaratoria para solicitar la ayuda de la Secretaría del Bienestar, la que brindó apoyos para los afectados tras este desastre. “No puede haber dos declaratorias. ¿Verdad? Es ilógico”.

Explicó que para atender la emergencia, el gobierno estatal destinó 40 millones de pesos, además del recurso que destinó la Secretaría del Bienestar, por lo que no se necesitó emitir la declaratoria de emergencia para ser beneficiados por el Fonden.

“Es una serie de requisitos. Uno de ellos fue que nosotros nos declaráramos con una insuficiencia presupuestal. No voy a mentir. ¿Verdad? No teníamos insuficiencia presupuestal”, comentó el coordinador.


Los comentarios están cerrados.