REFORMA
REFORMA

El ex Gobernador panista Javier Corral afirmó que le pidió su colaboración al Presidente Andrés Manuel López Obrador para capturar a José Noriel Portillo Gil, «El Chueco».

Al responder a la carta que públicamente difundió este miércoles su antecesor César Duarte, vinculado a proceso por peculado y asociación delictuosa por 96 millones 685 mil 253 pesos, Corral aseguró que fue uno de los asuntos prioritarios que comentó con el Mandatario.

En la misiva, Duarte acusa al ex Gobernador de Chihuahua de haber brindado protección a «El Chueco», señalado de ser el autor del asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora.

«Lo sabe perfectamente el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que fui yo precisamente quien desde la primera reunión que tuvimos, ya siendo Presidente constitucional, le pedí su colaboración para capturar al ‘Chueco’, fue uno de mis asuntos prioritarios con él», indicó Corral en un comunicado difundido este miércoles en sus redes sociales.

La primera vez, recordó, fue en enero de 2019 en Ciudad Juárez, cuando se presentó el programa de estímulos a la frontera.

«Y pude explicarle con detalle en un largo café que nos tomamos en el hotel Real Inn, el también horrendo crimen de Patrick Braxton Andrews», dijo.

«Le expliqué al Presidente que el Estado no podría solo en una región territorial tan dispersa, y sobre todo, con un armamento tan desigual en calibre al que usan estos narcotraficantes, y sobre todo, a la red de complicidades y protección de este multiasesino; no sólo complicidad delincuencial, sino lamentablemente también de carácter social, pues ha desparramado dinero y apoyos a gente muy necesitada».

Según Corral, varias veces realizaron operativos para su captura.

«En uno de ellos, donde contamos directamente con la colaboración del Secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, con quien personalmente me coordiné; estuvimos a minutos de capturarlo. Y una filtración en el penúltimo tramo del operativo, le permitió huir al ‘Chueco’ por tercera ocasión. Se escondía en cuevas y minas», aseveró el panista.

«Por supuesto que nada deseo más fervientemente que ahora sí haya el éxito en la captura que nosotros no tuvimos. No sólo por la Compañía de Jesús y su misión histórica llena de solidaridad y amor para nuestras comunidades indígenas, sino también por la Familia de Patrick, a quienes vi desgarrados, y por tantas familias que han sufrido a este delincuente».

En el documento, Corral recalcó que ya es hora que la Gobernadora María Eugenia Campos, a quien acusó de proteger a Duarte, asuma su responsabilidad y deje la politiquería.

«No sólo no asiste a las reuniones del grupo de seguridad, no le interesan; mientras acá se realizan, ella anda en su anticipada campaña a la Presidencia de la República y prefiere las reuniones del CEN en el partido, que el grupo de coordinación para la seguridad», señaló.

«Gobernar Chihuahua es mucho más que una estrategia de relaciones públicas e imagen construida a punta de billetazos y chayotes a los medios. Es una tarea diaria, ardua, comprometida, en donde lo primero que hay que saber es a cuantos chihuahuenses se gobierna».

En el documento, que Corral tituló «La Caja China de María Eugenia Campos», recordó que la mañana del 29 de junio, el Presidente de la República llamó directamente a las autoridades de Chihuahua, que llevan ya 10 meses en el Gobierno estatal, a que asumieran también su responsabilidad ante el crimen de los sacerdotes jesuitas, en Cerocahui.

«A explicar cómo es que ‘El Chueco’ volvió a andar tan campante en la Sierra de Chihuahua, habiendo dejado nosotros una orden de aprehensión, y hasta patrocinador de béisbol se volvió», dijo.

«La respuesta del Gobierno de María Eugenia Campos a la solicitud del Presidente ha sido la de impulsar y empujar en los medios la carta difamatoria de César Duarte hacia mi persona, dándole peso a las declaraciones de un cínico delincuente que escribe cartas desde la comodidad y protección que le brinda la Gobernadora en su cómoda estancia en el hospital. Para eso volvió la carretada de dinero a varios medios y «comunicadores», para servir a la Gobernadora y a su antiguo Jefe (sic)».

Cada que la responsabilidad pública los llama, dijo Corral, o les pide cuentas de su actuación ante la violencia desbordada en el Estado, recurren a la Caja China (Película: La Dictadura Perfecta, 2014) para distraer a la sociedad de los asuntos importantes.

«Ayer sacaron el juicio político en mi contra para distraer el descarado e ilegal nombramiento que hizo María Eugenia Campos de una encargada de despacho de la Fiscalía Anticorrupción, pisoteando la Constitución y la ley, luego que defenestraron a la Fiscal nombrada por el Congreso, Gema Chávez , a quien le quedaban casi cuatro años por delante».

Pedro Sanchez Briones
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.