AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

La décima caravana migrante partió este viernes de Tapachula, Chiapas, con dirección a la Ciudad de México.

En el trayecto, exigirán justicia por las 53 personas que perdieron la vida en un tráiler abandonado en San Antonio, Texas.

Medios locales manejan que son entre dos y cuatro mil indocumentados que desean cruzar a los Estados Unidos, en su mayoría venezolanos.

Los extranjeros exigen a la nación norteamericana modificar sus políticas al aseverar que son xenofóbicas, atentan contra los derechos humanos y ponen en riesgo la vida de quienes buscan «el sueño americano».

El contingente, que partió del Parque Bicentenario en la ciudad fronteriza, acusó que el Gobierno mexicano tiene estancados los trámites migratorios para que se les otorguen las visas humanitarias, por lo que exigieron acelerar los procesos para evitar más peligros en la ilegalidad.

Organizadores comentaron que este día pretenden llegar a la aduana de Cerro Gordo, ubicada sobre el tramo carretero Huixtla-Villa Comaltitlán, donde insistirán por documentos.

En la comunidad de Viva México, ante el avance de esta nueva caravana, hay desplegados elementos de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración (INM).

A diferencia de ocasiones pasadas, agentes de seguridad permitieron el paso, sin que se registraran confrontaciones.

Este grupo ha referido a activistas que sienten temor por los reforzamientos de filtros de parte de Estados Unidos.

Los migrantes son acompañados por personal de Derechos Humanos y de Protección Civil del estado de Chiapas.


Los comentarios están cerrados.