AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

La nueva versión 4.0 de los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI), que tiene como principal cambio el incluir domicilio de los contribuyentes, puede ser ajustada si genera más problemas fiscales para los usuarios, señalaron expertos.

Además, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene información suficiente de ellos en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

A principios de junio pasado, el SAT otorgó una prórroga para que la nueva versión de los CFDI sea obligatoria a partir del 1 de enero de 2023 y no a partir del 1 de julio de este año.
La versión 4.0 obliga a que en todos los CFDI -entre ellos facturas y recibos de nómina- se incluyan el Código Postal de los contribuyentes.
«Pero no debe haber más plazos, deben eliminarse datos adicionales. Estamos yéndonos para atrás y con la capacidad electrónica que tiene el SAT, puede fiscalizar de una manera mucho más ágil y no poniendo más requisitos porque lo único que provoca es pérdida de tiempo y que en caso de un error, se les apliquen multas a los contribuyentes», dijo Virginia Ríos, integrante del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM).

Recordó que, previo al 2014, en las facturas de clientes y proveedores se debían incluir domicilios completos de ambas partes.

Sin embargo, si había un error en el nombre de la colonia o el Código Postal, el SAT los multaba y no permitía deducir esas facturas, describió.
Si en la nueva versión 4.0 de los CFDI hay un error en el Código Postal del domicilio, las multas irán de los 17 mil hasta los 97 mil 630, de acuerdo con el Código Fiscal,
Además de las multas aplicadas, dichos comprobantes no serán deducibles.

«Debería omitirse este dato, porque es regresar al pasado con más trámites de los que podrían hacerse, hay que facilitar el cumplimiento de obligaciones y no complicarlo.

«Por eso, de manera muy adecuada en la reforma de 2014 dijeron ‘ya no va a pedirse domicilio fiscal’, ya con el RFC es suficiente, con el RFC el SAT sabe perfectamente quién es el contribuyente y tan sabe que ha estado haciendo mucha intensa fiscalización», sentenció Ríos.

Guillermo Mendieta, contador público y socio de Mendieta & Asociados, explicó que, en lo que resta de este año, se seguirá usando la versión 3.3 con la que no se requiere el Código Postal en los CFDI, que incluyen facturas y recibos de nómina entre otros.


Los comentarios están cerrados.