ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM

El delegado de Plateros, Guillermo Moreno, informó que este verano ya comenzaron a llegar muchos paisanos y connacionales al templo del Santo Niño de Atocha, pese a los pronósticos que tenían a causa de la percepción de inseguridad.

Comentó que desde este pasado fin de semana acuden peregrinos de Nuevo León y de municipios aledaños, por lo que serán estos días los de más afluencia.

Añadió que este año no se han tenido las mismas visitas que previo a la pandemia; sin embargo, ya hay más movimiento en la comunidad.

La presencia de peregrinos se retrasó debido a la extensión del periodo escolar, por lo que fue hasta la segunda semana de julio que comenzaron a llegar más personas a la comunidad.

Durante los dos años previos, los paisanos que acuden cada año a agradecer al Santo Niño de Atocha y contribuyen al turismo religioso, no habían podido acudir debido a las limitaciones que impuso la contingencia sanitaria.

Durante todo el 2022, la presencia de peregrinos aumentó con visitas de distintos estados de la república durante la Semana Santa y otras fechas, aunque, esto también mermó luego de eventos delictivos que alertaron a los visitantes.

Del mismo modo, los ataques a migrantes, en su tránsito por el estado, dejaron una gran preocupación, que limita las visitas.

Pese a esto, los peregrinos acuden a la comunidad y aprovechan para visitar la nueva atracción, que es el Santo Niño gigante, son hasta 30 por ciento más de visitantes durante esta temporada en comparación al año anterior.

Asimismo, comentó que para dar más confianza a la población y a los visitantes reforzaron la seguridad en la comunidad e, incluso, tienen un retén permanente en la entrada.


Los comentarios están cerrados.