STAFF /NTRZACATECAS.COM
STAFF /NTRZACATECAS.COM

CDMX. Tras referir que la reforma al Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares, podría ser la más importante que se haya hecho al sistema de justicia mexicano en los últimos 20 años, el Magistrado Arturo Nahle García, Presidente del Tribunal Superior de Justicia, solicitó al Senador Ricardo Monreal Ávila, Presidente de la Junta de Coordinación Jurídica del Senado de la República, que la expedición de este Código sea una de las prioridades de la Cámara Alta en el próximo periodo de sesiones, pues la mitad de los asuntos que atienden los poderes judiciales son de naturaleza civil y familiar.

 

Lo anterior, durante la reunión de trabajo para presentar el pronunciamiento a favor de la aprobación del Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares que sostuvo la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados unidos Mexicanos que preside el Magistrado Rafael Guerra Álvarez con los senadores Ricardo Monreal Ávila, Rafael Espino de la Peña, Presidente de la Comisión de Justicia del Senado y la Presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos del Senado de la República, Ana Lilia Rivera Rivera.

 

En este sentido, Nahle García, expuso que en  Zacatecas los juicios de las materias civiles y familiares se resuelven con un Código Procesal expedido en 1966, es decir, con más de medio siglo de antigüedad, por ello la urgencia y necesidad de que el Senado de la República apruebe la expedición del nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares, que garantice la impartición de justicia con perspectiva de género, el interés superior del menor, los derechos humanos y el uso de las nuevas tecnologías para agilizar la justicia y su acceso de manera gratuita, pronta, imparcial y expedita.

 

Al dirigirse a su coterráneo, el Senador Monreal Ávila, le solicitó con tal ahínco qué en las reuniones plenarias con los grupos parlamentarios, sea ésta una prioridad, pues dijo “Es un código que está muy bien hecho, donde todos los poderes judiciales y el Senado de la República hemos participado” y sin duda, vendrá a fortalecer, sino es que a consolidar la transformación profunda que ha tenido el sistema de justicia mexicana en estos últimos 20 años.

 

Por su parte, el Senador Ricardo Monreal Ávila, anfitrión de la reunión de trabajo dejó claro que la voluntad es aprobarlo en el próximo inicio de sesiones del Senado, no sin antes, enviar el dictamen a las presidentas y presidentes de los tribunales superiores de justicia para acordar el proyecto que será votado, además de que no se ha quitado el dedo del renglón en el fortalecimiento de la autonomía de los poderes judiciales, la carrera judicial y el presupuesto de cada uno de estos.

 

De igual manera confió en que la implementación de esta reforma tenga un máximo de 8 años para establecerse en todas las entidades federativas y garantizar así, el cumplimiento de las sentencias, una mayor protección a los derechos humanos y satisfacer las necesidades de la justicia con los más altos estándares internacionales, que los juzgadores y justiciables exigen, por ello dijo “acepto su solicitud para discutir en la agenda previa al siguiente periodo de sesiones esta iniciativa”.


Los comentarios están cerrados.