ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS / NTRZACATECAS.COM

En lo que va del año, Río Florido registró 11 decesos de jornaleros, ocho corresponden a menores y las causas son distintas, la delegación y los jornaleros reciben atención limitada por parte de las autoridades cuando sucede un evento de este tipo.

El subdelegado, Christian Méndez, informó que desde la llegada de los jornaleros tuvieron varios decesos, muchos de ellos en niños de entre 0 y 12 años; aunque algunas de las muertes fueron por accidentes, también se debieron a enfermedades no tratadas.

De esta forma, recién nacidos han muerto, también una pequeña de tres años, quien murió de fiebre, entre otros. Mientras que adultos fallecieron en accidentes o en hechos violentos.

A los problemas que significan las muertes de los jornaleros se suma que las instituciones no quieren ayudar o colaborar con la delegación para atender estos casos.

“Una de las principales causas es precisamente la falta o nula atención médica que reciben los menores por parte de los padres, enfermedades que terminan complicándose más”, abundó.

De las ocho muertes, cuatro casos son de niños menores de un año mientras el resto son de entre tres y 12 años.

Es necesaria mayor atención por parte de los padres y madres de familia y mayor sensibilidad por parte de las autoridades de salud para que haya más acercamiento de los jornaleros a los hospitales.

El tema de los fallecimientos de jornaleros se complica, ya que en ocasiones la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) se deslinda de la responsabilidad, aludiendo a que es tema de la Secretaría de Salud (SSZ), mientras que la secretaría hace lo mismo, razón por la que para los familiares es difícil conseguir actas de defunción y otros trámites.

Sumado a esto, los jornaleros deben trasladar los cuerpos a sus lugares de origen, complicando aún más su situación, ya que se trata de personas que vienen desde Durango y Oaxaca.


Deja un comentario