CLAUDIO MONTES DE OCA Y SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA Y SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM

Aun cuando los sectores agrícola y ganadero urgen la declaratoria de emergencia por sequía en Zacatecas, para la Comisión Nacional del agua (Conagua) no existen las condiciones necesarias, pues se evaluó que este fenómeno todavía no es “extremo” ni “excepcional” en el estado.

Esto a pesar de que, según el monitor de la dependencia federal, en 93.9 por ciento del territorio zacatecano se presenta algún grado de sequedad y los niveles para estas fechas son los más altos de los últimos tres años.

Este miércoles, asociaciones de productores se reunirán con el secretario del Campo, Jesús Padilla Estrada, con quien pretenden analizar opciones para mitigar los efectos de la falta de lluvia; la exigencia es que se realicen los trámites para declarar emergencia por sequía.

Cruz González García, subdirector técnico de la Conagua, aseguró que a la fecha ha caído el volumen correspondiente a 67 por ciento de las lluvias que deben registrarse durante agosto en sus primeras dos semanas.

Sin embargo, Fernando Galván Martínez, integrante de la Comisión de Frijoleros del Estado de Zacatecas, y Alberto de Santiago Murillo, presidente de la Asociación de Usuarios de Pozos de Riego de Zacatecas, coincidieron en que este año será malo para la producción agrícola.

Galván Martínez advirtió que, contrario a las expectativas de la Secretaría de Agricultura y  Desarrollo Rural (Sader), que estimó la producción de frijol en alrededor de 200 mil toneladas, “difícilmente llegará a las 150 mil”.

Mencionó que el mayor impacto se verá en 2023: “si no hay cosecha este año, para el entrante no habrá dinero ni semilla para que los productores siembren, entonces el problema será más grave”.

Héctor Gutiérrez Bañuelos, coordinador de Ciencias Agropecuarias de la UAZ, advirtió que en el sector ganadero “el impacto de la sequía es muy fuerte, por lo que es urgente un diagnóstico de las zonas de agostadero para conocer las afectaciones reales”.

Reconoció que en este momento son pocas las medidas que pueden tomarse y abatir los efectos de la falta de lluvias. “Tenemos un decálogo de las medidas que deben tomarse de manera previa, pero este no lo han aplicado los productores”.

Sin opciones

Cruz González explicó que, pese a las afectaciones en las regiones frijoleras, Zacatecas no cuenta con las condiciones que marca la norma para ser declarado zona de emergencia, pues actualmente está en las clasificaciones anormalmente seco, sequía moderada y severa. Para la declaratoria, como ocurrió el 13 de julio en ocho estados, los niveles deben ser extremo y excepcional.

El subdirector técnico de la Conagua mencionó que las zonas más afectadas en la entidad se encuentran en el norte, “en pequeñas partes de los municipios Concepción del Oro, Mazapil y Melchor Ocampo”.

Mientras que hacia el centro del estado son Genaro Codina, García de la Cadena y Villanueva; para la región de Pinos, además de esta demarcación, son Loreto, Villa García y Villa Hidalgo, “donde una parte mínima de ellos se encuentran en sequía”.

Con respecto a la zona frijolera, el funcionario federal precisó que en cuanto a sequía “no es tan grave; en cuestión agrícola es otro asunto, esto corresponde a la Sader y a la Secretaría del Campo (Secampo)”; estas instituciones son las que podrían solicitar la declaratoria de emergencia.

Agricultores, en problemas

De Santiago Murillo insistió en que, ante la falta de lluvias, es urgente que se realice la declaratoria de emergencia en el estado, “porque va a ser un año malísimo y los productores no habrán de tener con qué sembrar el próximo”.

Galván Martínez, quien fue entrevistado por separado, también urgió la alerta, debido a la falta de humedad en la tierra: “no ha llovido parejo, entonces la gente sale a sembrar en la noche y para el día siguiente ya está todo seco”.

Entonces, lo poco que se sembró está secándose y no hay manera de recuperarlo, por eso es urgente el apoyo de la Federación y del estado”, enfatizó. Por la sequía, se sembraron menos de 20 por ciento de las tierras para frijol.

En este momento, la única salida es la siembra de semilla para forraje o para grano: “aún estamos en tiempo de realizar esta producción, porque si no quienes también van a padecer son los ganaderos por la falta de forraje”, advirtió de Santiago Murillo.

También en ganadería

Gutiérrez Bañuelos explicó que, en este momento, los efectos de la sequía comienzan a afectar al sector ganadero ante la falta de previsión.

El especialista de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) explicó que, aun cuando esta sequía no es tan severa como lo fue la acontecida entre 2008 y 2012, “es necesario que los ganaderos consideren el daño que sufren los agostaderos ante la falta de lluvia”.

Esto ha llevado que las zonas de pastoreo disminuyan y el costo de los forrajes vaya en incremento, “por eso nosotros propusimos un decálogo preventivo, pero hasta el momento no ha sido considerado”.

Las recomendaciones para disminuir los efectos de la sequía son disminuir el inventario, determinar cuánto alimento se tiene en los agostaderos, realizar obras de conservación y captación de agua, almacenar forraje, así como establecer programas de suplementación nutricional.

Además, se propone realizar un destete precoz de los becerros, monitorear la condición corporal del ganado, revisar el pronóstico del clima continuamente, mejorar los agostadores y tomar decisiones que ayuden a prevenir los efectos de la falta de agua.

Héctor Gutiérrez reconoció que en este momento poco se puede hacer contra las afectaciones en el inventario ganadero, que es de 970 mil vientres de bovinos; sin embargo, evaluó que “aún se pueden tomar algunas medidas y evitar lo que pasó entre 2008 y 2012 cuando los animales morían por falta de alimento”.

 

Afectado, 93.9% de territorio zacatecano

Debido a la falta de lluvias, en Zacatecas se registran los más altos porcentajes de afectación de los tres años más recientes. Elmonitor de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) expone que 93.9 por ciento del territorio presenta algún grado de sequía y sólo 6.1 por ciento no tiene afectación.

Para estas fechas, en 2021, 98 por ciento del estado presentaba condiciones normales sin afectaciones por sequía y, en 2020, 96 por ciento no tenía afectación de ningún tipo de sequía.

Actualmente, con corte al 31 de julio de 2022, 51.7 por ciento de los municipios presentan afectaciones por sequía; el resto están anormalmente secos.

Son 27 de las 58 demarcaciones están anormalmente secas, 20 municipios en sequía moderada y 10 con condiciones severas. En total son 57 que presentan algún grado de afectación y solo Atolinga está en condiciones normales de humedad.

SEQUÍA SEVERA

Concepción del Oro

Genaro Codina

Loreto

Mazapil

Melchor Ocampo

Noria de Ángeles

Pinos

Villa García

Villa Hidalgo

Villanueva

 

SEQUÍA MODERADA

Cuauhtémoc

Fresnillo

Luis Moya

Ojocaliente

Pánuco

Río Grande

Sain Alto

El Salvador

Susticacán

Tabasco

Tepetongo

Valparaíso

Villa de Cos

Monte Escobedo

Villa González Ortega

Calera de Víctor Rosales

Cañitas de Felipe Pescador

General Enrique Estrada

General Francisco R Murguía

El Plateado de Joaquín Amaro


Los comentarios están cerrados.