ÓSCAR NOVELLA MACÍAS
ÓSCAR NOVELLA MACÍAS

Latinoamérica comienza a “vivir sabroso”

Esta propuesta ideológico/política consiste en “un modelo de organización espiritual, social, económica, política y cultural de armonía con el entorno, con la naturaleza y con las personas”

Si el poder individual no funciona, no quedará otra opción que la contraria: el poder colectivo real

Gabriel García Márquez

El domingo 7 de agosto se celebró en Colombia la toma de protesta del presidente Gustavo Francisco Petro Urrego y de la vicepresidenta Francia Elena Márquez Mina. Ambos lo hicieron a través de la coalición Pacto Histórico, que aglutina partidos de izquierda, movimientos sociales, ecologistas y con representación indígena y afro descendiente; obteniendo 50.44 por ciento de los votos venciendo en la segunda vuelta a Rodolfo Hernández que  se quedó con 47.3 por ciento.

Además de la notoria anécdota en la que el rey de España, Felipe VI, como gesto de inconformidad, se negó a levantarse de su silla durante la simbólica ceremonia de exhibición de la espada de Simón Bolívar, la instalación de Petro en la Casa Nariño por medio de un proceso democrático es de suma relevancia merced a las siguientes circunstancias:

  1. Después de que históricamente había sido gobernada por el conservadurismo y de dos intentos por parte de Petro, por primera vez la izquierda gobernará Colombia.
  2. El origen étnico de Francia Márquez, primera afroamericana y mujer en ocupar el cargo, quien además ha sido líder social, activista medioambiental, defensora de derechos humanos, feminista y abogada.

Con el arribo al poder de la coalición Pacto Histórico se culmina con una larga y oscura noche de gobiernos conservadores y corruptos que, entre otras cosas, provocaron el debilitamiento del estado colombiano y empoderamiento de las mafias de las drogas, a causa de las políticas establecidas en esa materia. Asímismo, se vislumbra una luz que proyecta el modelo de “estado benefactor”, que seguro estará imbuido por la cosmovisión del “vivir sabroso”, advertido por la vicepresidenta Francia Márquez.

Este no es un concepto improvisado. Según Natalia Quinceno Toro, plantea que esta propuesta ideológico/política consiste en “un modelo de organización espiritual, social, económica, política y cultural de armonía con el entorno, con la naturaleza y con las personas” y es parte del acervo lingüístico del Pacífico, especialmente del departamento del Chocó.

En el plano geopolítico, el momento histórico colombiano se suma a la ya larga lista de países latinoamericanos que han comenzado a ser gobernados por alguna de las expresiones del amplio abanico de las izquierdas. Con ello se abre una ventana de cooperación y de reivindicación política, económica y de identidad. En este proceso afortunadamente México ha asumido una posición protagónica por el papel integrador con los países de Centro y Sudamérica y la posición gallarda y firme frente a EEUU.

La delegación encabezada por Beatriz Gutiérrez Müller y el canciller Marcelo Ebrard da garantía del comienzo de una relación de respeto y colaboración con el país que vio nacer e inspiró al enorme García Márquez.

Así pues, tanto en Colombia como en varios países de Latinoamérica, incluido México, con el viraje que han dado hacia la izquierda del espectro ideológico, se están generando las condiciones para el establecimiento de modelos políticos encuadrados en el concepto de “estado de bienestar”; con lo que se están trazando las coordenadas político económicas para, como dijo Francia Márquez, “vivir sabroso”.


Los comentarios están cerrados.