¿Y EN LA CASA?

El 3 de 3 contra violentadores y deudores alimentarios en cargos públicos es bueno y se aplaude, aunque en Zacatecas se hayan tardado en acatar lo que ya se sigue a nivel nacional. Hasta en los nidos más apartados, las serpientes se alteraron al conocer la propuesta y aseguran que no pocos sudaron la gota gorda en los pasillos de Ciudad Administrativa. Si cuando las mujeres organizadas sacaron los trapitos al tendedero de deudores en la capital muchos saltaron, ahora imagínese cuando la cuenta les llegue a la chamba… o antes de pasar a la boleta, como adelantadas están las carreras electorales. Y vaya que no faltará quién se encargue de que se conozcan los pendientes. O por agresiones, ¿cuántos no saldrían? Solo que fueron las diputadas del bloque oficial las que presentaron la iniciativa, en una nueva gobernanza rebuena para colgarse de la causa feminista, pero nomás de puertas pa’fuera.

UN ‘VERONIQUERO’

En los ecos de los recientes días se puede contar el que tuvo Morena. Sí se puede calificar como cochinero, verdad, ¿o qué fue? Las peores prácticas “democráticas” se dieron hace unos días. Lo que siempre criticaron los morenos se plasmó y ya hasta le pesó al zar anticorrupción de la Legislatura y presumido como diputado de hueso moreno (no colorado), Ernesto González. Y ya sabemos desde dónde viene el reclamo. En los tiempos de Amalia García conocimos el Corichinero, ahora cómo le llamaremos: ¿Veroniquero? Es lamentable que un partido o movimiento que se dice que no roba, no miente, no traiciona al pueblo, tenga personajes innombrables que hacen todo lo contrario. Mal de males se vivieron. Se vieron sus verdaderas ambiciones; sus verdaderos motivos por lo que mienten, traicionan y roban. Dicen las malas lenguas, o sea, los venenosos, que el desastre es obra y gracia de la Súper Malvada de Zacatecas, por lo que está cantado el tiro. ¿Será?

PERDIDOS

Cuentan las malas lenguas que en la Comisión Estatal de Búsqueda lo único que buscan muchos de sus empleados es cuidarse de su patrón. Según las lenguas viperinas, el titular Everardo Ramírez sí se pasa el tiempo buscando… la manera de colocar a sus más queridos, sin importarle ni derechos ni capacidades de quienes trabajan ahí, hasta llegar al grado de acosar y correr a personal pasándose la normatividad por el arco del triunfo y con tal de darle esos puestos a gente de “su confianza”, no le hace que nomás vayan a calentar la silla. Hasta de la Comisión de Derechos Humanos salieron ya chismes acerca de que hay quejas interpuestas en su contra y todo nomás porque, según él, tiene “vara alta” con el gobernador David Monreal y se siente muy confiado en que en ese organismo nomás sus chicharrones truenan, sin hacer caso ni a la Secretaría General de Gobierno ni a la Coordinación General Jurídica, desde donde ya le habrían advertido que esos movimientos van a tener consecuencias… Pues sí, parece que le anda buscando… tres pies al gato.

MILAGROS

Milagrosa resultó la nueva gobernanza pues sigue en la de revivir funcionarios. El que sigue es el ex secretario de Administración tellista, Jorge Escobedo. Con el informe de gobierno al cuello, ahora resulta que en el recicle de elementos traídos ni más ni menos que de la herencia maldita les llegó la solución. “Los traidores del pueblo”, como los bautizaron en la 4T, región cero, no fueron tan mala idea después de probar lo que los suyos tenían para dar. Cuentan los chismosos que la “cara nueva” llegó a la subsecretaría de Administración en la SEZ, donde cuentan despachaba un tal Juan José Gómez. Para qué le recordamos al maltratado magisterio los resultados en casi un año, pero seguro, seguro, contentos no estaban con la Secretaría de Educación. Quien ya junta sus trastes en una cajita es Maribel Villalpando, una de las peores decepciones de los cuadros salidos de la delegación del Malestar.


Los comentarios están cerrados.