REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su Gobierno evaluó la posibilidad de adquirir el 51 por ciento de Banamex.

No obstante, lo descartó debido a que ya «no tiene tiempo» para dejar un banco mixto consolidado.

«Pensamos en la posibilidad de que el estado fuese dueño del 51 por ciento de las acciones y el 49 en manos de particulares. El Gobierno maneja 7 millones de pesos de presupuesto, un banco que tenga ese manejo de recursos, si no en exclusiva, sí de manera preferente, tiene garantizando a un cliente importante y además es sabido que todos los bancos tienen utilidades, todos y son de los que más utilidades tienen, están entre las 5 grandes corporaciones que obtienen más utilidades anuales», afirmó en conferencia mañanera.

«Ya no tengo tiempo, ya participar en algo así requiere de más tiempo para dejar consolidado un banco mixto, con participación mayoritaria del Gobierno, tendríamos que convocar a inversionistas nacionales, hacer una serie de cambios y también, imagínense cómo se iban a poner los conservadores, si de por sí están muy rabiosos. Irritables, decir ‘no que no’, ahí está el estatismo, el populismo, el comunismo, etcétera, no, ya vendrán otros, nosotros estamos sentando las bases para la transformación».

López Obrador comentó que luego de su planteamiento en la Convención Nacional Bancaria a Citigroup, sí dará preferencia a los mexicanos en la venta de Banamex.

«Se está avanzando, es muy bueno para el País porque ya aceptaron los que están vendiendo, en este caso Citigroup, aceptan que tengan preferencia los inversionistas mexicanos, fue una de las sugerencias nuestras, que ese banco quede en manos de inversionistas mexicanos, Banamex, por su historia y porque con el periodo neoliberal prácticamente desapareció la banca de México y predominan los bancos extranjeros, entonces planteamos eso, no como una obligación, sino como una recomendación atenta»,

«Nada más tengamos en cuenta que si se trata de bancos privados extranjeros, las utilidades no se quedan en México, no se reinvierte en el País, eso es el colmo porque no solo son altos cobros de intermediación, de comisiones, sino que las utilidades no se reinvierten en México, por eso queremos que el banco de quede en nuestro País, desde luego todo esto de manera respetuosa, porque se trata de una operación entre particulares, pero va bien».

Agregó que también pidió a Citigroup que no se despida a trabajadores.

«Hablé con la presidenta del consejo de Citigroup, también le sugerí que ojalá en la venta se garantizara el no despido de trabajadores, pero eso como una cuestión adicional y están en un buen plan la señora presidenta del Consejo de Citigroup en el mundo, es una mujer inteligente, que tiene mucho respeto por México y nosotros vamos a facilitar el que se lleve a cabo esta operación, porque consideramos que ayuda al País», apuntó.

Citigroup Inc. inició en abril pasado el proceso de venta de sus divisiones de banca de consumo, pequeñas empresas y banca de mercado medio en México, Banamex, aunque aún no hay ningún acuerdo.

 

 

Claudia Guerrero
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.