SÍ HAY, SÍ HAY

¿Pues no que “no hay, no hay”, decía el gobernador David Monreal? A la nueva gobernanza ya le destaparon la cloaca de más de 2 mil millones de pesos que tienen bien guardados y serían para sectores que evalúe usted si no hacen falta: obras, salud, desarrollo social, medio ambiente, campo, educación, vivienda, gobierno, migrantes, economía y ¡hasta seguridad!, para envidia del Tribunal Superior de Justicia, de Arturo Nahle, y la Fiscalía, de Francisco Murillo, donde ya piden esquina a la pobreza franciscana.

Que para carreteras, ¡no hay! Que para pensiones, ¡tampoco! Que las víctimas, ¡la inflación!, pero de la bolsa de subejercicios que al parecer no tiene llenadera. El “guardadito” en once secretarías desbordó las especulaciones y, en las más de las veces, porque el cochinero, bueno, el cochinito que están armando es para lo electoral. La insensibilidad a tope, pero al parecer da más la ambición vulgar. Qué poca… gobernanza.

PESCADO

Cuentan las víboras que en la Seduvot hacen fiesta, pues ya le habrían mostrado la salida al señalado subsecretario Néstor Santacruz. El fin de semana, dicen, le mandaron llamar al que se presumía por ése y otros rincones como el “protegido” del gobernador David Monreal… hasta que lo bajaron de su nube.

En julio, trabajadores de la dependencia de Laura Elvia Bermúdez denunciaron que el pececillo se dedicaba a andar a sus anchas y servirse de la secretaría, además de tratar mal y de malas al personal. Pa’ pronto, el funcionario saltó en su defensa: “yo soy la víctima”, juraba, y que la secretaria era quien lo traía cortito.

Incluso, Santacruz Márquez declaró que sus propios empleados habrían salido como escuderos a su favor, a lo que no pocos se preguntaban que ¡¿quiénes?! Pues si los ponzoñosos aseguran que nomás se corrió el chisme y a todos se les vio felices, felices, felices. A ver si no lo vemos luego en los pasillos de la Legislatura.

A SALVO”

De que los hay, los hay, pero también de que las hay, las hay. Por fin el gobierno del estado hace algo para que no les roben a los ciudadanos. ¡Vaya! Realmente la gente debe sentirse protegida con el nivel de funcionarios que tenemos.

Bueno, basta de chistes, resulta que un vivales (no se sabe si de Nochistlán) se quería agandallar y registrar como de su propiedad el nombre Fenaza, ¡ufff! Todo un caso. Ni la KGB, el FBI, la Interpol y, mucho menos, la Estatal de Zacatecas hubiera podido resolver el caso.

¡Ah!, pero contamos el super jurídico de la nueva gobernanza. Y no podrá resolver nada, sólo su vida por ser aliado de la marca, pero a decir con bombo y platillo de la diputada morenista Maribel Galván, gracias a un tal Ricardo Hernández, el sello Fenaza ya pertenece al gobierno. ¡Qué salvadota! Así los logros de la nueva gobernanza, seguro la acción va en primera fila del informe, ¿qué más?

EN EL RINCÓN

Cada día es más claro que nada se puede hacer con la fracción de Morena y sus aliados en la 64 Legislatura. Se acabó lo que se vendía. A casi un año de que arribaron a “legislar”, aunque muy pocos han entendido qué es eso, se nota que no tienen ni pies ni cabeza.

A las sesiones de la Comisión Permanente entran, salen, ya no hallan su lugar. A algunos ya les pusieron tache en el gobierno porque les perdieron la confianza y otros se han ido alejando solos. Y están como la muñeca fea, lloran por los rincones (grupos de WhatsApp) porque ya no los quiere ni la escoba y, menos, el recogedor.

Así es que andan muy menguados, pero muy menguados en el ala oficialista. Los que se llegan a asomar a la sesión, pasan lista y se van. En menos de un año la oposición les dio la vuelta y les quitó la mayoría y los ha traído como lazo de cochino. Ya no saben para dónde hacerse. Es más, si compran un billete de lotería, del 0 al 9, cae en letra.


Los comentarios están cerrados.