CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM

MEZQUITAL DEL ORO. Este miércoles, el ayuntamiento lanzó una alerta por la creciente del Río Juchipila que atraviesa por ese municipio, particularmente en la zona cercana a la colonia Las Casitas, donde viven 97 familias.

Al informar la fuerza del caudal, la presidente municipal Mónica Rodarte recomendó tomar las precauciones debidas y mantengan en resguardo sus pertenencias y cosas de valor, pero, ante todo, “salgan de sus viviendas a resguardarse con familiares y/o conocidos, o de lo contrario, vayan a refugiarse al Auditorio Municipal donde se instaló un albergue, en tanto baja la creciente”.

Asimismo, informó que para este miércoles se pronostican lluvias muy fuertes, por lo que es preciso no bajar la guardia y acatar las recomendaciones de protección civil.

Por lo pronto, informó que personal de Protección Civil municipal mantendrá el monitoreo del nivel del río las 24 horas con el fin de alertar sobre un posible desbordamiento, tarea que encomendó también al resto del personal de la presidencia, como Obras Públicas.

“Contamos con el apoyo y respaldo de la Policía Municipal, la Guardia Nacional (GN) y personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua)”, dijo, tras detallar que les pidió apoyo a estas dos instancias, con el fin de estar atentos en caso de una catástrofe.

Asimismo, el llamado de costumbre fue evitar acercarse a las orillas del cauce y no utilizar los puentes peatonales, pues por ahora se considera una acción “altamente peligrosa”, además de tomar las medidas necesarias para evitar accidentes.

En entrevista, la alcaldesa comentó que aunque este martes llovió todo el día en el municipio, no fue suficiente para que alrededor de las 9 horas de este miércoles se registrara una crecida que realmente alertó, por lo que dijo suponer que llovió bastante en los municipios cercanos, lo que causó la imponente crecida hacia Mezquital.

Enfatizó que ante un llamado oportuno de la Conagua, hace dos meses se dieron a la tarea de desazolvar ríos y arroyos y para ello solicitó maquinaria a la Secretaría de Obras Públicas (SOP) del estado que le fue aprobada, por lo que pudieron tener 300 horas de trabajo para limpiarlo, lo que permitió que se eliminaran varios socavones que había en los alrededores, además de retirar rocas gigantes que estaban en el centro del cauce y se reinstalaron a las orillas, lo que permitió mejor flujo del agua, aunque no deja de preocupar lo imponente de las corrientes.

Por otro lado, expuso que al comunicarse con la Conagua, ésta envió personal y solicitó el apoyo a Juchipila y Moyahua para que reforzaran con personal de Protección Civil, aunque se esperaba que la creciente disminuyera con las horas de la tarde en caso de que ya no lloviera.


Los comentarios están cerrados.