STAFF /NTRZACATECAS.COM
STAFF /NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Las escuelas normalistas en el estado han sido un pilar importante en el desarrollo de Zacatecas, pues, gracias a ellas, se dio paso a la alfabetización en las regiones más alejadas del estado, expresó el docente e investigador de la Benemérita Escuela Normal Manuel Ávila Camacho (BENMAC), José Manuel Medellín González.

En su reciente libro, La formación de profesores en Zacatecas en el siglo 19 y el primer tercio del siglo 20, el académico da cuenta del contexto histórico en el que se fundaron las instituciones formadoras de docentes y los alcances que han tenido en nuestra sociedad.

Con más de 10 años de experiencia en la investigación sobre el normalismo, Medellín González refirió que su reciente libro no está dirigido sólo a maestros y maestras, sino a todo aquel que guste de conocer de la Historia de Zacatecas.

El libro, que será publicado en formato digital, fue editado por la BENMAC, en tanto se gestiona el recurso para su impresión y distribución.

Medellín González, también Subdirector Académico de la BENMAC, explicó que fue en marzo de 1875 cuando por decreto gubernamental se dispuso la creación de dos escuelas normales en esta capital, una para varones, que entró en funciones hasta 1876, y una para mujeres, que arrancó en 1878.

En el texto explica que la formación para las mujeres era muy distinta a la de los hombres, a ellas se les daba una educación más enfocada hacia el arte y la salud.

Destacó que la educación normal en Zacatecas era tan importante en aquellos años, que el director en turno llegaba a ganar lo mismo que un diputado y casi tanto como un gobernador.

Datos como estos se pueden encontrar en el libro La formación de profesores en Zacatecas en el siglo 19 y el primer tercio del siglo 20, dedicado al “admirable trabajo que se realiza actualmente en las cuatro Escuelas Normales del estado y al Centro de Actualización del Magisterio (CAM), refirió.

José Manuel Medellín González también es autor del libro Ruptura y umbrales de una tradición: las Escuelas Normales zacatecanas, 1875-1889.


Los comentarios están cerrados.