AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

GUADALAJARA. Jalisco es pionero en materia de dramaturgia realizada por mujeres. Hoy se entregó la primera edición del Premio Nacional de Dramaturgia Escrita por Mujeres Incendia, el primer galardón en su tipo en el País, a la autora Rita Gironès por su obra La Bóveda del Fin del Mundo o la Nada Aumentada.

Este galardón, impulsado por la Secretaría de Cultura federal, el Centro Cultural Helénico y la Secretaría de Cultura de Jalisco, está dotado con 200 mil pesos y el compromiso de llevar a escena el texto ganador en el 2023.

Esta obra se sitúa en un escenario casi apocalíptico, bordeado por la catástrofe. Es una historia que no viene de la ficción, sino de una cruda realidad, pero también de la esperanza de mantener la vida en la tierra a pesar de los propios humanos.

Entre los gélidos paisajes de Noruega, existe una «bóveda global de semillas», un edificio subterráneo, oculto entre una enorme montaña, conocido como la «repercusión perpetua», que alberga miles de semillas de cultivo de todo el mundo. Aunque parece una historia de ciencia ficción, esta enorme bodega de más de mil metros cuadrados es una especie de respaldo o copia de seguridad de la mayoría de las plantas comestibles del planeta, por si en algún momento llegan a necesitarse.

Esta iniciativa fue el punto de partida de Gironès para escribir la obra ganadora.

Protagonizada por cuatro hombres, esta dramaturgia centra su atención en la dinámica pacífica y gélida de la bóveda, que se trastoca cuando los protectores de este edificio se encuentran con una caja misteriosa, con la muerte sorpresiva de un hombre, que revelarán la verdadera naturaleza humana.

«No estamos tan lejos de ese paisaje apocalíptico, la bóveda y las semillas son una excusa porque aunque nos parezca un lugar muy lejano, no lo es tanto», advierte Gironès.

PREMIO A LA ESCRITURA PANDÉMICA
La escritura de la obra fue en completo aislamiento, en medio de la pandemia, advierte la escritora catalana nacionalizada mexicana. Ese mismo aislamiento que tienen que experimentar quienes custodian ese banco de semillas, y en ese contexto mundial, cada uno de los seres humanos que han padecido la pandemia tiene que reconstruirse, ‘replantarse’, cuidar lo valioso y analizar su papel en el universo, recalca la autora.

El Premio Nacional de Dramaturgia Escrita por Mujeres Incendia es el primero en su tipo en el País. No había hasta el momento un galardón dedicado a la escritura de teatro, dirigido a mujeres, por eso era fundamental establecer un espacio para divulgar textos de autoras a nivel nacional.

En esta primera edición, el galardón recibió 74 propuestas, pero el jurado, (integrado por Verónica Musalem Moreno, Silvia Alejandra Peláez Polo y Perla de la Rosa), se decidió por la obra de Gironès, porque fue «escrita con audacia, sensibilidad y sumo detalle, escrita desde la visión de una mujer, una mirada de mujer sobre un universo masculino y eso fue inquietante, revelador, sumamente provocador y festivamente creativo», recalca Perla de la Rosa, representante de las juradas del certamen.


Deja un comentario