BENDITOS

Sí hay y bien para Zacatecas, según el presupuesto que presentó el presidente López Obrador para el próximo año y contra todo pronóstico por aquello de que el senador Ricardo Monreal es de aquí… Y pues nomás por eso.

Tal parece que se le habría levantado el veto de la Ley del Ganso a la entidad, lo que mucho sufrió el góber Tello en su tiempo, mientras la cifra “histórica” de legisladores zacatecanos nada más lo veían penar de oficina en oficina federal.

Pero amor con amor se paga y cuarta con cuarta también, aunque no son pocos los que advierten que los más de 4 mil millones de pesos que llegarían extra no son más que inversión de la 4T para 2024. Y es que los fondos aumentan a la par de las pintas de #EsClaudia en los municipios.

A ver si los representantes de Zacatecas en el Congreso de la Unión esta vez sí sacan la casta y la lana de las arcas de la Cuarta Transformación, porque 600 millones de pesos en el Fone para educación son muy buenos, pero con eso no se hace una federalización.

 

DEFENSORES

Estuvieron friegue y friegue y friegue con que volviera la UAZ a clases presenciales y no tiene ni un mes el actual semestre cuando a los alumnos ya les enseñaron el cobre. Entre sí, que no, pero todo lo contrario, se desató la batalla de anuncios, réplicas y contrarréplicas en unidades académicas sobre si hoy, día del informe del rector Rubén Ibarra, habría actividades en la máxima casa de estudios.

Todo porque, tres años después, al llamado “Grupo Plural” de docentes se le ocurrió protestar porque ahora sí les urge la legitimación del contrato colectivo. El riesgo, aseguran los quejosos, es que el personal académico perdería “toda garantía de que la Federación sostenga sus derechos”, aunque sea el mero gobierno de México el que no les reconoce un montón de prestaciones. Así cómo.

Por cierto, entre tanta grilla, ya se habrán enterado los férreos “defensores” de que la propuesta para la Universidad en el presupuesto federal de 2023 es apenas 5.6 por ciento mayor que el año pasado, lo que no cubre ni la inflación ni todo eso por lo que dicen pelear. A ver si por eso también reclaman.

 

OTRAS CUENTAS

Víboras de varios municipios cuentan que no sólo en el gobierno del estado se cocieron habas, y bien, en los gobiernos de 2020. Con el escándalo del feliz matrimonio legislativo PRI-Morena, casi pasó desapercibido que, el mismo día que le dieron el sí a las millonarias irregularidades de los tellistas, pasaron las cuentas con todo y presuntas transas en ayuntamientos y sistemas de agua potable. Unos 115 expedientes de investigación, nomás.

Todo parece indicar que en la luna de miel entre los diputados tricolores y los guindas se incluyó también la aprobación para alcaldías entonces en manos de los primeros y sus conocidos aliados, que acapararon el bonche de sospechas de la auditoría.

En el primerísimo lugar de las “anomalías administrativas” destacó Mezquital del Oro, allá donde mandaba el cacique Humberto Salas, panista de larga familia, y vaya que las consecuencias las sufre ahora la alcaldesa Mónica Rodarte. A propósito de cuentas pendientes, no se olvida que Salas Castro fue denunciado por agresiones por la entonces candidata y, aunque lo llamaron a rendir cuentas, le hicieron lo que el viento a Juárez.

 

Y HAY PEORES

Pero no crea usted, estimado lector, que nada más en el sur del estado brillan los cochupos, pues otros Municipios también hicieron lo propio, como el de Juan Aldama, encabezado en esos tiempos por José Serrano, ni que solo destacan los del PRIAN, pues al parecer los de Morena ya hacían sus pininos, como en Villa de Cos, con Noé Torres.

Donde no hay agua, pero sí “oportunidades” para sus funcionarios, fue en los sistemas de Agua y Alcantarillado locales, entre los que alcanzaron el podio los de Trancoso, Villa García y Río Grande. No es que a los priístas César Ortiz y Bárbaro Flores y al panista/morenista Julio César Ramírez haya que cargarles todo el bulto, pero ni modo que ni echarle un ojito a cómo andaban las finanzas en un servicio del que quejas sobran.

Lo bueno es, como dijo la ahora muy trabajadora Legislatura, que todas las cuentas de todos los interesados fueron aprobadas “en paquete”. Ahora que andamos de informes en los Municipios, muchos son los temas para la “plenaria de alcaldes” que el gobernador David Monreal acaba de anunciar. ¿Sí irán todos?


Los comentarios están cerrados.