ESTAFADOS

En estos tiempos de Fenaza nos sobra mucho show. Pero el que a las víboras no se les olvida es el que tiene como protagonistas a la secretaria de la Función Pública, Humbelina “L”, y el ex coordinador de la feria (en todos los sentidos), Benjamín “M”, prófugo de la nueva gobernanza.

Ahora sí, no más impunidad. ¡Agárrese! Este lunes se dio a conocer una importante captura relacionada con un presunto fraude en la máxima fiesta de los zacatecanos… Antes de que se emocione, le aclaramos que no fue del nochistlense, sino de una mujer a quien al parecer la agarraron en la movida, la de cobrar entradas sin dar boletos (al mero estilo de los conciertos con causa) y con lo que se presume sacó unos ¡125 mil pesotes!

Casi, casi los 60 millones que, acusan desde la SFP, se habría llevado el ex alcalde. Y es que se quejan los que han ido que abundan los estafadores en la Fenaza 2022. Tanto así, que la fiscalía ya sacó una alerta para evitar caer con los gandallas. Que también nos digan cómo cuidarnos de los de cuello blanco.

 

MÁS AYUDA

Lo que menos le hace falta a una autoridad son los aplaudidores a ultranza; por el contrario, hacen falta los que hablan con la verdad, así es que no estaría mal que las huestes de Morena, de cara al primer año de ejercicio gubernamental, hicieran un real y verdadero análisis para ver dónde está parado su gobierno.

Les debe quedar claro que son el partido en el gobierno, no del gobierno, así es que no se deben asumir como una dependencia más. Tienen la responsabilidad política, ya que la llamada nueva gobernanza llegó con sus siglas partidistas. Ayuda más una crítica a tiempo que un aplauso fingido todo el tiempo.

Obvio, no es fácil con la ex diputada Roxana Muñoz, pero al interior del partido hay gente capaz como para realizar un profundo análisis cualitativo y cuantitativo. No basta decir que la actual administración ha traído “bienestar social y mejores condiciones”.

En lugar de seguir perdiendo el tiempo culpando al pasado, también en Morena, deberían analizar el presente para vislumbrar el futuro. La crítica de los cercanos es mucho mejor que la de los lejanos.

 

PARA SU MOLINO

Veneno al servicio de la comunidad, ya saben que el altruismo es lo nuestro: la Legislatura instaló un centro de acopio en su explanada para ayudar a los damnificados por las lluvias, sobre todo los de Sombrerete y Villanueva.

Hasta ahí todo bien, pues al menos los diputados ya se pusieron a mano con enseres, pero qué afán de protagonismo de Ernesto González, de Morena, de enviar fotos con pose de superhéroe al lado de lo ya acopiado. Qué necesidad, diría el Juanga.

Hacen algo bueno y no falta quién contamine el esfuerzo. Solo porque le regalaron la presidencia de la Mesa Directiva por dos meses, ¿Ernesto revoluciona su protagonismo? Dicen los que saben que se valora más al que ayuda sin hacer ruido y mucho menos al que lleva agua a su molino.

En fin, se hace un llamado para sumarse en apoyo de quienes más los necesitan con la donación de insumos básicos. El horario de acopio es de las 9 a las 20 horas y el centro estará habilitado hasta el viernes 16 de septiembre. ¡Es cuanto!

 

 

CIEGA, SORDA…

Casi una semana pasó (nomás) de que, invariablemente y sin que ninguna autoridad les dijera ni ‘pío’, los sanmarqueños tomaban las casetas de Osiris y Calera durante horas, para bolsear a conductores. Y lo hacían con rostros cubiertos, usando gorras y capuchas, algunos hasta con ropa camuflada. O sea, cual delincuentes.

Como es costumbre, en la Secretaría de Educación pareciera que nadie se entera, ni ve, ni oye, ni hace caso porque ya se la saben: dicen desde adentro de la SEZ que a la titular Maribel Villalpando todo eso le importa tanto como una pura y dos con sal. Ciega y sorda, lo suyo es dejar crecer los problemas.

Lo que muchos se preguntan es a dónde irá a parar todo el dinero que juntan esos jóvenes. ¿Se lo gastarán en fiestas? ¿Lo distribuirán entre familias pobres de sus municipios? ¿Le darán mochada a la autoridad con tal de que les permitan hacerse de ese botín? Ya se les olvidó que es delito tomar las casetas y lucrar con ello, que los pueden meter a la cárcel y cobrarles multas, o les vale sorbete. Misterios, misterios…


Los comentarios están cerrados.