EL SALDO DIARIO

Que no mataran gente adentro de la feria no quiere decir que no siguiera la violencia en todo Zacatecas. Como que no están las cosas para presumir “saldo blanco” y, para muestra, el asesinato de tres jóvenes en La Comarca, Guadalupe.

Esa colonia del municipio moreno sería uno de los polígonos considerados como “prioritarios”. Junto con Las Quintas, otro fraccionamiento guadalupense, la “presencia” de homicidios, delitos diversos, “personas que delinquen”, deterioro, marginación, pobreza… entre muchos otros factores, hacen de éstas las dos únicas zonas que fueron clasificadas, además, como de atención “urgente”.

Urgente según el “Programa Sectorial de Política Interna y de Seguridad” de la nueva gobernanza, documento que se publicó apenas hace unos días en el Periódico Oficial del gobierno del estado y en el que la secretaria de Gobierno, que dicen es Gabriela Pinedo, calificó el escenario como “muy preocupante”. ¿Pues no que íbamos bien? Pero para tranquilidad de todos afirmó: “responderemos con hechos y acciones a la confianza que nos entregó el pueblo”. Y ya va un año.

AÑO PERDIDO

Hay que ser muy cínicos para invitar a un informe de un largo periodo en el que nada se hizo. Y no, no es veneno tardío, sino anuncio del “primer Informe de Obligaciones Constitucionales de la LXIV (64) Legislatura del Estado. Pues sí, que si nuestros diputados no estuvieran obligados, ni eso harían. Se avecina oootro mal show.

Por más que prometieron que iban a cambiar, que serían otros y que lo importante sería trabajar, pues ¡no!, a lo que se ve, los representantes impopulares van que vuelan por romper récord de ineficiencia y mire que la vara está muy alta en estos tiempos.

El fallido anuncio de “cambios en los órganos de gobierno” que dio ayer el presidente de la Mesa Directiva, Ernesto González, anticipa otro año más perdido en grillas, pues quién manda en Administración y Finanzas determina la agenda legislativa, no las necesidades de los ciudadanos. De exhorto en exhorto, ahora sí que los diputados no están en lo que estamos.

LAS MAÑANITAS

Si algo habrá que reconocerle a la senadora Soledad Luévano es que ella sí le pone nombres, apellidos y hasta denuncias a eso que llaman “herencia maldita”, como lo hizo este martes para felicitar al ex secretario de Operación Política del PRI, Miguel Alonso, por su cumpleaños. Como los temblores, la secuencia de festejados políticos también es coincidencia, no piense usted mal.

Qué mejor regalo para “el ex gobernador más corrupto de Zacatecas”, recordó la legisladora de Morena, que todos sus delitos prescribieran. Y así, con una ayudadita de sus amigos (entre ellos el también ex góber Alejandro Tello), Alonso Reyes puede “celebrar a lo grande con todo lo robado y en total libertad”.

De algo sirvió la fecha del calendario tricolor, como para recordar de dónde vienen muchos de esos que hoy se dicen opositores. Hasta hicieron fila los pocos priístas que quedan para rendir pleitesía al ex mandatario; otros pasaron de ladito, que porque huele mucho a Alito.

Por cierto, ¿ya sabrá Luévano Cantú que en Zacatecas fue Ernesto González el diputado del PRIMor?

PLACAS, SÍ O SÍ

¡Aguas!, que en esta nueva gobernanza el golpe avisa. El secretario de Finanzas, Ricardo Olivares, anunció que en octubre se desplegará en Zacatecas un “programa de verificación” para aquellos que “no han cumplido con sus obligaciones en materia de control vehicular”, que no es otra cosa que “operativos” para agarrar en curva a quienes no se han mochado con las nuevas placas. ¡Agárrense!

Aunque es obligación del ciudadano cumplir con lo que le toca, el gobierno del estado hizo el anuncio como no queriendo, pero para que no digan que no se avisó, es decir, con la timidez del último párrafo del comunicado sobre la ampliación para regularizar autos ‘chocolate’. Que al cabo ni quién lea los textos de la taquería completos.

Para hacer cuentas, cuando se anunció el mal recibido cambio de placas, con todo y las tardanzas, se informó que eran unos 640 mil juegos, pero a poco más de tres meses de que se acabe el año, han entregado 62 por ciento. Y van por los 240 mil que faltan. ¿Para cuándo el operativo para que las autoridades cumplan su obligación? Va una idea: reparar los baches.


Deja un comentario