REFORMA
REFORMA

Un juez federal dictó un nuevo auto de formal prisión a José Luis Abarca y su esposa María de Los Ángeles Pineda por sus presuntos vínculos con la organización criminal Guerreros Unidos, señalada como la responsable de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Enrique Beltrán Santés, juez Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca, inició el juicio a la pareja por el delito de delincuencia organizada, mientras que a Felipe Flores Velázquez, ex jefe de la Policía de Iguala, le dictó la formal prisión por delincuencia organizada y desaparición forzada.

De acuerdo con fuentes judiciales, el impartidor de justicia consideró que la Fiscalía General de la República presentó los indicios suficientes para abrirles un proceso por su presunta relación con el referido grupo delictivo y, en el caso del ex mando policiaco, por su probable responsabilidad en la desaparición de los estudiantes.

Para Abarca, este es el quinto proceso que tiene en curso, ya que desde el 2014, en que fue detenido, le han iniciado juicios también por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Los cuatro juicios previos ya han sido cerrados en su instrucción y en todos ellos el ex alcalde ya solo se encuentra en espera de que le dicten sentencia.

Apenas el pasado viernes, el juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en Tamaulipas absolvió a Abarca, a Flores Velázquez y otros 18 agentes de la Policía Municipal del secuestro de los 43 normalistas.

Ese era en el único juicio que los relacionaba con los hechos de la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala.

Abarca y Pineda Villa fueron detenidos el 4 de noviembre de 2014 en Iztapalapa, Ciudad de México.

El ex Edil está preso desde entonces en el penal del Altiplano y su esposa en el penal femenil federal de Morelos.

En tanto, Felipe Flores fue capturado el 21 de octubre de 2016 en Iguala, fecha desde la que también permanece internado en el Altiplano.

 

Abel Barajas
Agencia Reforma


Deja un comentario