LOS DE MORENA

En los nidos de las víboras de la reconciliación circuló un comunicado que anuncia que, “por primera vez en la era de las corcholatas”, Morena habría aceptado incluir a Ricardo Monreal como uno de sus aspirantes a la presidencia de la República, después de que el propio senador aclarara que su corazón es guinda y nada más.

La confirmación, aseguran los chismosos, vendría del mismísimo líder nacional del partido, el otrora amigo de Zacatecas, Mario Delgado. Con una carta enviada a todos los gobernadores morenistas (suponemos incluido David Monreal), se convocó a darle vuelo a los cuatro fantásticos: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Adán Augusto López y ¡Ricardo también!

El llamado sería a la unidad, una vez expuestos los graves daños provocados por los embates de cada Secta. Frente al divide y vencerás de dentro y fuera del partido del presidente, se aclaró que nada ni nadie está por encima de la Cuarta Transformación. Excepto… AMLO. Pues buena suerte.

 

PARA VALIENTES

Entre las lenguas guindas corrió que a los gobernadores de Morena se les pidió invitar a los corcholatos a sus respectivas entidades y, a cómo está Zacatecas, ya queremos ver que todos saquen lo valiente. No ha de ser de a gratis que, en estas tierras, la aprobación del presidente López Obrador se tambalee del 50 por ciento un mes sí y el otro también.

Que “es necesario consolidar los avances del actual gobierno para garantizar el triunfo de la próxima elección presidencial”. ¿Cuáles avances? ¿Cuál gobierno?, se preguntan los ponzoñosos, si desde el Palacio Nacional no hemos merecido más allá de menciones, sin importar si matan a 13 personas un día o hasta a un general.

Por cierto que, ahora que hablamos de indiferencia al estilo 4T, región original, todavía estamos esperando a que vuelva con sus “soluciones mágicas” el secretario de Gobernación, Adán Augusto López. Y en primera fila están los jubilados y los pensionados del Issstezac.

 

VA DE NUEVO

Ya es un sacrificio intentar leer los comunicados que salen de la Taquería Flores, pero aunque usted no lo crea, luego hay anuncios interesantes y no fueron pocas las víboras que notaron que, de un tiempo para acá, la “nueva gobernanza” fue desplazada por el “gobierno de la transformación”.

Bien dicen que es de sabios cambiar de opinión y se sabe que, hasta en las filas gubernamentales (¡por fin!), los hay para quienes son cada vez más evidentes los estragos en áreas de principal interés. Y también se suman los que notan, sobre todo, el Malestar (así, con mayúscula).

Tampoco pasó desapercibido que en las fotos de la primera reunión del gobernador David Monreal con sus secretarios se dejó ver a Rodrigo Reyes, al parecer ya como coordinador del gabinete. Y ni modo que alguien diga que no hacen falta cambios entre los titulares.

Hasta los venenosos saben que por algo se empieza. Ahora falta si avanza la “transformación”.

 

SIN GUARDIA

No era chiste cuando se señaló la gravedad de que el presidente López Obrador mandara más de 6 mil guardias nacionales al metro y a Zacatecas hasta le quitaran los pocos que recibió. Para pruebas está Fresnillo, que este fin de semana volvió a ser el epicentro de la inseguridad. Ya ni el llamado de auxilio del alcalde Saúl Monreal.


Deja un comentario