REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Harry Styles hizo justicia al nombre de su gira, Love on Tour, y entregó su corazón ante sus 56 mil fanáticos mexicanos en su primera de dos presentaciones en el Foro Sol, tras casi cuatro años desde que se presentó en el Palacio de los Deportes con su primera gira en solitario, Live On Tour.

Boas de plumas, sombreros… atuendos que emularon a los que ha portado el también actor británico en sus shows pusieron color a las calles con poca luz a los alrededores del recinto para llegar a la cita de las 20:00 horas.

Pero fue hasta las 21:02 horas cuando el sonido de unos pájaros y música ambiental anunciaron la llegada del cantante al escenario, y entre gritos de «Harry», «Harry» de sus fanáticos, finalmente salió Styles, quien después de retrasar su gira en el País por la Covid-19, provocó euforia de sus asistentes con «Music For a Sushi Restaurant».

«Buenas noches México», dijo el cantante británico, en español, quien además prometió entretener a los asistentes.

«Golden» armó una fiesta, y en las gradas la gente iluminó con sus celulares, mientras coreaban su éxito del disco Fine Line (2019), el segundo en su carrera, y el que promueve con esta gira, junto con Harry’s House, que lanzó este año.

«Adore You» continuó con esta racha de energía, y el británico no dudó en mandar besos a sus seguidores, en su mayoría mujeres.

Con «She» mostró sus habilidades con la guitarra, aunque Mitch Rowland, quien ayudó a la creación de Fine Line, se llevó las palmas en su solo con este instrumento.

Le siguieron los temas «Daylight», «Cinema», «Keep Driving» y «Satellite».

El momento más íntimo de la noche llegó con «Matilda», que hasta sacó algunas lágrimas de los asistentes.

 

Gladys Denisse Tello Echeverria
Agencia Reforma


Deja un comentario