STAFF /NTRZACATECAS.COM
STAFF /NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Luego de los trágicos hechos ocurridos en el área de alojamiento de la Estancia Provisional de Ciudad Juárez, Chihuahua, a cargo del Instituto Nacional de Migración (INM), en los que perdieron la vida 40 migrantes centroamericanos; Geovanna Bañuelos, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT) urge a la Fiscalía General de la República (FGR) investigar y deslindar responsabilidades.

A nombre propio y de las senadoras Martha Márquez y Cora Pinedo Alonso, y el senador Joel Padilla, solicitan al Instituto Nacional de Migración un informe pormenorizado sobre los hechos ocurridos el pasado lunes en Ciudad Juárez, Chihuahua y las condiciones en que se encuentran las estancias, estaciones y albergues migratorios en todo el territorio nacional.

“Este caso ocurrido en Ciudad Juárez no puede quedar impune, detrás de la muerte de los hermanos migrantes están funcionarios que permitieron que las condiciones en el albergue no fueran las necesarias para su desarrollo y protección de la integridad”, subraya la senadora por Zacatecas, Geovanna Bañuelos.

Mediante un punto de acuerdo que será presentado al Senado de la República, los legisladores del PT, piden fortalecer la capacitación del personal y reformar los centros migratorios y las condiciones para su ingreso, estancia y salida con perspectiva de derechos humanos, además de evaluar los protocolos de actuación con que cuentan en las instalaciones migratorias, para los casos de siniestro.

Geovanna Bañuelos, lamenta la muerte de 40 migrantes y se solidariza con la familia de 29 más que resultaron heridos luego de que la estancia provisional de migrantes de Ciudad Juárez se incendiara el lunes 28 de marzo por la noche.

Señala que de acuerdo con los primeros peritajes realizados por la FGR y autoridades del estado confirman que la quema de colchonetas en la entrada del albergue por parte de las personas migrantes, en protesta por una posible deportación, causó su deceso por asfixia y quemaduras.

Geovanna Bañuelos recuerda que migrar es un derecho humano y actualmente la migración en su gran mayoría responde a la necesidad de las personas de obtener seguridad y oportunidades para abandonar el estado de pobreza e indefensión en el cual se encuentran en sus lugares de origen.

“Quienes migran no lo hacen por gusto, dejan detrás a familiares, seres cercanos, sus pertenencias, sus sueños y sus anhelos de prosperar por lo que tienen que abandonar su tierra de origen”, destaca la senadora zacatecana.

Ante el actual panorama, es fundamental que las autoridades actúen con estricto apego al estado de derecho, al bloque de constitucionalidad y convencionalidad de nuestro país desde un enfoque de derechos humanos. Con el objetivo de evitar acciones y abuso de poder, represión, uso excesivo de la fuerza, tratos crueles, inhumanos y degradantes hacia las personas migrantes.

“Desde el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo nos solidarizamos con las víctimas y repudiamos cualquier tipo de violación o vulneración a los derechos humanos de las personas migrantes. Es indispensable que las autoridades implementen las políticas públicas necesarias para proteger la salud y la seguridad”, concluye Geovanna Bañuelos.


Deja un comentario