Agencias
Agencias

México.- Oranizaciones de la sociedad civil se sumaron a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, tras pedir que no existan más enfoques sobre coberturas alcanzadas y magnitudes presupuestales, sino resultados con nombre y apellido, alejados del asistencialismo.

En la residencia oficial de Los Pinos, el presidente de la organización Un kilo de Ayuda, José Ignacio Avalos, exhortó a todos los sectores a asumir la responsabilidad de ser agentes de cambio y saldar en esta generación la factura de la injusticia y la desigualdad.

En el acto, donde el presidente Enrique Peña Nieto encabezó la convocatoria a la sociedad civil a sumarse a esta estrategia, Avalos Hernández sostuvo que para lograr los objetivos de esta cruzada, se debe abordar la desnutrición de manera integral e individual.

“No más enfoques en coberturas alcanzadas o en magnitudes presupuestales, sino en resultados obtenidos en cada mexicano con nombre y apellido, poniendo a la persona en el centro del desarrollo y revalorando su dignidad, alejándonos en consecuencia del asistencialismo y el clientelismo”, expresó.

A nombre de la sociedad civil, afirmó que comparten la indignación del presidente Peña Nieto frente a este problema de pobreza, pues es inaceptable que aún en México haya hambre y que 1.5 millones de niños menores de cinco años sufran desnutrición crónica.

Consideró que esta cruzada representa una oportunidad única e histórica para erradicar la desnutrición infantil en México, ya que el país cuenta con recursos económicos suficientes, estructuras operativas y los conocimientos, así como experiencia y tecnología.

Avalos Hernández celebró la creación del Consejo Nacional de la Cruzada Nacional contra el Hambre y sugirió que sea una instancia autónoma e independiente, que tenga la facultad de observar y evaluar los avances para que si erra el camino, reorientar el rumbo.

En su oportunidad, el presidente de la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos, Federico Díaz González, indicó que esta forma de donaciones de alimentos, es un gran potencial en el país que podría ayudar a aumentar el número de beneficiarios.

Agregó que se rescatan aproximadamente 128 millones de kilos anuales de alimento, que de otra manera se habría desperdiciado, cifra que sólo representa tres por ciento de lo que se pierde en la cadena de valor alimentaria en México.

Al evento también asistió la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, así como representantes de organizaciones como de Sólo por Ayudar, Lolita Ayala, y del Foro Nacional de Alimentos y Nutrición, Teresa Shamah.

 


Los comentarios están cerrados.