NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM
NOTIMEX | NTRZACATECAS.COM

México.- México y Noruega son socios estratégicos en temas coyunturales, como la lucha contra el cambio climático; además, “existe gran interés por fortalecer las relaciones en materia energética”, sostuvo la embajadora del país nórdico, Merethe Nergaard.

Al instalarse el Grupo de Amistad México-Noruega en la Cámara de Diputados, dijo que los proveedores nórdicos del sector energético tienen la tecnología más avanzada del mundo, y “continuarán cooperando con México para consolidar la relación bilateral en el ámbito energético, con una visión sustentable y de respeto al medio ambiente”.

Destacó la importancia de la inversión noruega en México a través del Fondo Soberano de Petróleo, que identificó como el mayor receptor de recursos en América Latina, con una captación aproximada de 10 mil millones de dólares.

Indicó que actualmente México y las naciones escandinavas negocian los términos de un acuerdo aéreo que permitirá incrementar el movimiento de bienes y personas.

El comercio bilateral de bienes asciende a casi cuatro mil millones de pesos y el de servicios alcanza alrededor de dos mil millones de pesos, mencionó la embajadora de Noruega en México.

Ambos gobiernos negocian actualizar el Tratado de Libre Comercio entre México y los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) o Acuerdo Europeo de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés), en virtud de que la relación económica requiere crear nuevas condiciones que se ajusten a la realidad.

Comentó que en materia ambiental tienen el proyecto REDD+, que con una inversión de 180 millones de pesos creó un sistema moderno y eficaz de monitoreo forestal para identificar las mayores presiones sobre dichos recursos.

Así como su aportación en la captación de emisiones de gases efecto invernadero a nivel nacional y el impacto de las políticas que inciden en el sector rural, añadió Nergaard.

Untitled-1

Con ello, resaltó, ambas naciones son socios estratégicos en uno de los temas coyunturales, como el cambio climático, a fin de mejorar la toma de decisiones y acciones para proteger los bosques mexicanos.

A su vez, la diputada Mariana Benítez Tiburcio, presidenta del Grupo de Amistad México-Noruega, destacó las oportunidades de cooperación bilateral que ofrece el sector energético en áreas como capacitación técnica, mejoramiento de operaciones, seguridad de instalaciones petroleras.

También en modernización del sector eléctrico y desarrollo de tecnologías limpias, temas que serán incluidos en la agenda para el intercambio con el parlamento noruego, mencionó.

“Un tópico que será relevante en los diálogos de este grupo de amistad es el relacionado con el sector energético”; ya antes, este intercambio parlamentario ha dado resultados visibles en el trabajo legislativo.

La priista citó como ejemplo que contribuyó para que en la reforma energética de 2008 se tomara como referencia el “modelo petrolero noruego” para la creación de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Resaltó que, sin duda, el medio ambiente es el eje estratégico del diálogo entre las dos naciones, en particular desde que en la Cumbre COP15 presentaron la propuesta conjunta de Noruega, México, Australia y Gran Bretaña de crear un “Fondo Verde” para financiar los acuerdos alcanzados internacionalmente en la materia.

Indicó que desde 2010 y hasta octubre de 2015, México y Noruega colaboraron en el proyecto REDD+, en el que nuestro país se enriqueció con la asesoría del gobierno de aquella nación para desarrollar un sistema de monitoreo, reporte y verificación forestal.

Este sistema, explicó Benítez Tiburcio, será de gran ayuda para la mitigación de las emisiones derivadas de la deforestación y degradación forestal.

“Desde el Congreso promovemos la realización de diversas acciones para el rescate del sector cafetalero mexicano, particularmente del café de sombra, que tiene un alto potencial para ser exportado como café orgánico de alta calidad a países como Noruega, segundo consumidor mundial del aromático”, subrayó.

Esta práctica, agregó la legisladora, es altamente benéfica para revertir el cambio climático, ya que implica la conservación de importantes extensiones forestales.

Incluso, continuó, existen productores mexicanos que comercian actualmente en el mercado internacional con bonos de carbono derivados de sus prácticas productivas, una experiencia que seguramente será de interés para Noruega.

El medio ambiente, el cambio climático y el desarrollo forestal, así como el turismo y la difusión de nuestras culturas, la educación, la sustentabilidad, el comercio, la transparencia y rendición de cuentas, temas de seguridad y justicia, son otros asuntos de la agenda bilateral que enriquecerán las experiencias legislativas de ambos países.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Víctor Manuel Giorgana Jiménez, afirmó que aunque la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea se perfila como una “sacudida” para la región, también abre la oportunidad para consolidar la AELC, de la que Noruega es parte.

Así también, subrayó que la escisión de los británicos propicia un marco para explotar el potencial de los países que integran dicho organismo de comercio, y el de las naciones con las que tiene vínculos, como México.


Los comentarios están cerrados.