DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Alrededor de 250 operadores de Yusa Autoparts, se manifestaron a las afueras de la compañía para exigir mejores condiciones laborales y se respeten las prestaciones que les corresponden por ley.

El líder moral del movimiento, Luis Ovalle Ibarra, precisó que hasta el 15 de junio se contabilizaron 25 despidos injustificados de sus compañeros, a raíz de que en anteriores manifestaciones fueron fichados y separados de sus funciones laborales.

Expresó que una comisión de la Secretaría de Gobernación (Segob), delegación Zacatecas, y representantes de gobierno del estado entablaron un diálogo con la parte patronal de Yusa Autoparts; sin embargo, no se tomó en cuenta a los operadores para ser parte de las negociaciones.

Ovalle Ibarra, dijo que el pliego petitorio contiene 11 puntos, entre los que figuran la recontratación de sus compañeros despedidos, aumento salarial, revisar la entrega de utilidades reales, jornada de trabajo de ocho horas, creación de un reglamento interno de trabajo, comedor digno, pago de horas extras, parar los acosos laborales, tener herramientas de trabajo suficientes y en buen estado.

Además de reparar las instalaciones, sistemas de ventilación, iluminación y capacitación para evitar riesgos de trabajo, así como dar cumplimiento a normas internacionales de certificación del funcionamiento de la empresa y que sea certificada por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS).

Añadió que las condiciones de trabajo no son las idóneas, ya que el caucho quemado para los procesos es aspirado y los extractores de aire no funcionan desde hace más de dos años.

“La STPS, cada año, les impone multas y los japoneses únicamente las pagan. Dicen que les sale más barato que comprar los extractores de aire”, subrayó.

Uno de los trabajadores despedidos por Yusa Autoparts, Guillermo Nava Rivas, externó que sufrió un accidente laboral que afectó su cadera, y a pesar de que la empresa tuvo conocimiento de su lesión, no lo apoyó.

“Preferí venir a trabajar así durante un mes. Luego de eso fui despedido el 14 de junio sin justificación alguna. Aquí muchos vienen con la salud afectada y prefieren venirse así a trabajar para llevar el sustento a su familia sin que te apoye la empresa”, sentenció.

Por otra parte, Gabriel Cuevas trabajó en el área de amasado hasta el 14 de junio, pero fue despedido sin justificación que sustentara la separación de su fuente laboral.

“Fui notificado, de manera verbal, que se me había terminado el contrato, siendo que aquí laboré dos años y ocho meses. Jamás se me dio a firmar el contrato definitivo donde dicen que pueden correrme. Les pedí copia del documento y no me entregaron nada. El jefe de personal me dijo que nada más porque sí”, aseveró.

Por sus años de servicio, aseguró, Yusa Autoparts debería liquidarle cerca de 36 mil pesos; sin embargo, únicamente le ofrecieron cinco mil pesos. “No les firmé nada y mejor hice mi cálculo, estuve asesorándome con profesionales laboristas y me voy a ir hasta donde tope por defender lo que me corresponde”, concluyó.

 

 


Deja un comentario