DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM
DANTE GODOY/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- El incremento de defunciones en la población zacatecana está ligado a factores como la pobreza económica, alimentaria y de oportunidades; sin embargo, la violencia creció los últimos tres años y se hizo un indicador fuerte para la mortalidad.

El demógrafo Juan Manuel Padilla Padilla, ex académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y conferencista, explicó que de 2013 a 2016 la esperanza de vida de los oriundos de esta tierra pasó de 74.8 años a 73.9 años.

La disminución de la esperanza de vida estriba en que hay defunciones entre quienes viven en la pobreza, sobre todo jóvenes, sector donde se manifiesta marcadamente la violencia.

“Durante 2014, último del cual reporta el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), el número de defunciones en nuestra entidad ascendieron con respecto a 2013, de 8 mil 414 a 8 mil 675, aumentando los homicidios y la violencia como causa de muerte en los meses que van del año”, sentenció.

Dentro de los indicadores, precisó, la causa primordial del descenso de la esperanza de vida y la mortalidad entre la población pobre está correlacionada al aumento de la violencia, “sobre todo entre jóvenes del sexo masculino”.

Si bien no existen datos desconcentrados de su investigación por municipio, consideró que la mortalidad entre jóvenes a causa de la violencia es alta, “influye, y podemos ver que, dadas las estadísticas, la población joven es la que padece esta situación”.

Padilla Padilla expuso que en diciembre los datos estarán desglosados por municipio y comunidad, con lo cual se podrá contrastar con períodos anteriores.

Expuso que las enfermedades infecciosas y crónico-degenerativas están pasando a segundo término, aunque influye en la estadística, pero las definiciones de personas pertenecientes a la población pobre están manifestándose a raíz de la violencia generada en el grupo social anteriormente descrito (jóvenes).

En su ponencia, el especialista delineó que las tasas de mortalidad son afectadas por la pobreza y las privaciones económicas, puesto que el ingreso personal es una condición básica de la supervivencia y de la muerte

“Más en general de la calidad de vida de una persona, la cual depende de diversas condiciones físicas y sociales; por ejemplo, el ambiente epidemiológico en el que vive una persona puede tener un significativo impacto sobre la morbilidad y la mortalidad; el acceso a los servicios de salud y la naturaleza del seguro médico, tanto público como privado, incluyendo la educación básica y el orden y disciplina de la vida urbana al igual así como  al conocimiento médico moderno”.

Asimismo, comentó que los homicidios son expresión de las condiciones prevalecientes en la sociedad.

“A la desigualdad y la pobreza se agregan expectativas reducidas, como las barreras de la movilidad social, adicciones, el posible efecto de la expansión en la disponibilidad de armas y otras situaciones”, aclaró.

Juan Manuel Padilla reflexionó que la mortalidad por homicidios es, en general, un problema apremiante, “particularmente grave”, entre la población masculina joven.

Detiene migración crecimiento de la población

“La población en Zacatecas no ha incrementado desde 1990, cuando este grupo social (pobres) comenzó a migrar con mayor frecuencia hacia Estados Unidos, por ese motivo no se ha incrementado de forma exponencial la población, es decir, se ha mantenido”, declaró el especialista.

Sostuvo que, en 2005, la tasa de fecundidad creció, pero volvió a decrecer debido a la migración al país del norte por la falta de ingresos económicos, del grupo social de pobres, para sostener a sus familias.


Los comentarios están cerrados.