FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

UN PSIQUIATRA POR FAVOR

 

Cuando pensábamos que ya habíamos visto y escuchado todo en este Zacatecas de esquizofrénica violencia, nos encontramos con dos sucesos que, la neta, dan vergüenza. Me refiero, en primer lugar a los gritos de locura de la ex diputada Guadalupe Hernández (quien se dice perredista), y en segundo, a la milagrosa aparición de San José Roy Barragán.

Hace tiempo alguien en el PRD señalaba que la presencia de Guadalupe Hernández, en dicho partido, era algo peor que la peste que azotó Europa. ¿Ya vieron su expresión de locura en el video que circula en las redes sociales? Al grito de: “Fuera las marimachas que dicen que representan a las mujeres”, escupido en la cara de la diputada María Elena Ortega, el rostro descompuesto de Lupe Hernández, caló hondo y profundo. ¿Por qué tanto coraje, impertinencia, intolerancia y desfachatez de una mujer sobre otra? ¿Pues no que el PRD es el partido del respeto a las preferencias sexuales de sus miembros? Es en serio, he tenido pesadillas viendo la cara de Lupe gritando como desquiciada “marimachas, marimachas”.

Ahorita estoy en terapia, no sé a quién demandar por ese grave daño. No me había asustado tanto desde que destaparon a Mid; un pinche susto tras otro me puede dejar diabético. Por favor no chinguen, tengan compasión y no suban esos videos de terror a las redes. Son tan terroríficos como las fotos de Juanita haciendo las compras en el super o viendo a Mid vestido de tzotzil. ¡Qué pinche miedo la neta!

No se puede permitir, en ningún partido político, que algún militante ofenda a nadie con ese tipo de expresiones como las utilizadas por Lupe Hernández para desacreditar a una mujer. Es inconcebible y reprochable. Espero que se sancione ejemplarmente esa conducta, de lo contrario se estaría mandando un mensaje de intolerancia y discriminación en contra de quienes tienen preferencias sexuales diferentes.

Y luego, cuando creí haber superado esas escenas de terror, me encuentro un video con el diputado Roy Barragán disfrazado de San José. ¡Háganme el fabronsísimo cavor! Lo veo desfilando muy orgulloso por las calles (con su vestimenta santa) y realizando no sé qué ceremonia con un niño good (creo que lo limpia o baña o sepa chepa). A punto del patatús, córrele en chinga con el terapeuta. Presión baja, bajón del azúcar (hipoglucemia) y vómito a lo cabrón. ¿Por qué tanta pinche violencia?

Me imagino que anda en busca de votos (en precampaña) para repetir como legislador y algún cuate le recomendó llegarle a la gente por el lado flaco: su religiosidad. Bendito de good, ahora ya sabe que en campaña tendrá que vestirse de algún santo para echarse sus rollos desde el monte. Nomás no se le vaya a ocurrir ir de Sebastián, no vayan a andar por ahí algunos méndigos hijos de Maximiano y lo agarren a flechazos. Pueden mandarle ideas a la legislatura, del santo de su preferencia, para que acuda a los mítines en traje de carácter (franciscano, por ejemplo, para que practique la virtud de la jodidez y renuncie a las herramientas legislativas).

Eso pasa en Zacatecas mis estimados. ¿Verdad que estamos fregados? ¿Merecemos ese castigo? ¿Cuándo se detendrá la esquizofrenia que nos azota desde hace algunos años? Digo, porque una cosa es estar loco y otra es estar desquiciado; los locos somos gente de paz, amamos a nuestros semejantes, luchamos por paz y justicia y le vamos al Atlante. Pero Lupe y Roy se pasaron de lanzas gacho.

Mi terapeuta y mi médico me han recomendado no abrir redes sociales por 6 meses. Creo que aguantaré. Ahora solo veré películas de Disney, con final feliz, para quitarme de encima esas horrorosas imágenes que vi en días pasados. ¡EL EXORCISTA ES CUENTO DE NIÑOS!


Nuestros lectores comentan

  1. Rubén Cardona Murillo

    Con solo seis meses no será suficiente, dado que duran mucho más en los puestos que son «elegidos». Una terapia permanente.